La Guardia Civil ha detenido a varias personas supuestamente relacionadas con la desaparición de una mujer de Abades, denunciada en el mes de septiembre. El suceso, que ha conmocionado a Segovia, se encuentra bajo secreto de sumario por lo que, a pesar de la confirmación de las detenciones, publicada este jueves por El Adelantado de Segovia, la Subdelegación del Gobierno no ha podido ofrecer más información al respecto. Igualmente, tampoco ha informado de la posible relación entre esta desparición y el hallazgo de un cadáver en la localidad colindante de Lastras del Pozo, el cuerpo de una mujer en avanzado estado de descomposición descubierto en noviembre y cuya investigación también se encuentra bajo secreto de sumario.

La mujer, Rosa María de Andrés, de 47 años reside en el municipio de la Higuera, habló con su padre por ultima vez el 5 de septiembre para anunciarle su próxima visita para el día 10 del mismo mes, una vez finalizadas las fiestas de la localidad de Abades, donde procedía. Desempleada, Rosa María de Andrés asistía a un curso para desempleados a la localidad segoviana de San Rafael, para lo que se servía de la vivienda de sus padres para pernoctar entre semana y acortar la distancia hasta el curso.

La formalización de la venta de su propio vehículo el mismo día de su desaparición es el único indicio que llevó a la familia a pensar que pudo ser obligada a realizar la transacción. En este sentido apuntaron que Rosa María “necesitaba su coche para todo dado a la localidad en la que vive”. Según señaló la familia no se encontraron otros movimientos bancarios, su vivienda permanece intacta y la venta del vehículo se llevó a cabo de forma legal. Divorciada, sin hijos, y “muy responsable”, la familia destaca que algo “totalmente impropio de ella” y mantiene viva la esperanza de que pueda seguir con vida.