Agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia detuvieron en el marco de la operación “Estampa” a siete hombres, seis españoles y un venezolano, como presuntos integrantes de una organización criminal dedicada a la comisión de delitos de estafa y falsificación de documento mercantil.

Según fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Segovia, los detenidos, de entre 41 y 68 años, pretendían comprar una gasolinera en la localidad cordobesa de Baena, a través de la emisión de pagarés falsos, pertenecientes a las entidades bancarias españolas ‘Banco Santander’ y ‘La Caixa’, y la panameña ‘Multibank’.

Una de estas personas residente en Cuba, dirigía la organización establecida en España, en las provincias de Segovia y Madrid. Éstas se servían de datos bancarios de carácter reservado, así como de datos personales de empleados de banca para falsificar pagarés. Una vez falsificados los presentaban en sucursales bancarias de diferentes entidades, con la intención de que fueran avalados por éstas y realizar la compra de establecimientos comerciales, en concreto distribuidores de carburantes.

Durante el período de tiempo comprendido entre la materialización de los avales y antes de la finalización del plazo de vigencia de los pagarés, se pretendía vender éstos a un tercero logrando así el correspondiente beneficio económico.

Durante la operación se ha intervenido diversa documentación entre la que se encuentran pagarés falsificados pertenecientes a las entidades bancarias citadas anteriomente y todos por un valor aproximado de cinco millones de euros.

Los detenidos han pasado a disposición del Juzgado nº 57 de Plaza de Castilla, en Madrid, que entiende del caso.