La Guardia Civil de Segovia ha detenido, dentro de la ‘Operación Dragón’ de robos en viviendas, a otras tres personas. Arrestos que se unen a las que realizó, en la primera fase el 11 de junio, a otros 15 miembros de la presunta organización criminal que robó en distintos municipios de Segovia, Madrid, Ávila y Toledo, según indicaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Las tres detenciones se realizaron en las últimas jornadas, en Valladolid y Toledo, fruto de las investigaciones de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Segovia. Se trata de otros tres ciudadanos de 30, I.G.P., de 35, C.N.T., y G.F., de 33 años de edad. En total, la Guardia Civil esclareció 184 robos, de los que 28 se registraron en la provincia de Segovia.

La ‘Operación Dragón’ se inició a finales del pasado año, cuando se registraron varios robos de viviendas de Valdesimonte, Fuentepiñel y Frumales. Como resultado de las investigaciones, la Guardia Civil averiguó que los presuntos autores de los robos formaban parte de una organización criminal, perfectamente estructurada y jerarquizada. Se detuvo a 15 ciudadanos en las localidades de Madrid, Alcalá de Henares y Laguna de Duero.

Los 15 detenidos eran D.E.S., de 29 años; C.D., de 22 años; A.C.F., de 34 años; I.B., de 34 años; L.C.S., de 27 años; P.D., de 40 años; D.G.B., de 25 años; A.F., de 29 años; I.O., de 33 años; A.M.S., de 24 años; E.C.R., de 33 años; R.A.B., de 25 años; V.C., de 28 años; D.M.I., de 20 años; y A.I., de 24 años de edad.

Se les imputó entonces 98 robos cometidos en diversas localidades de las provincias de Madrid, Ávila, Toledo y Segovia, de los que 28 se registraron en diferentes localidades de la provincia de Segovia. No obstante, tras el trabajo de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Segovia se pudo detener a los últimos tres miembros de la red criminal y aumentar el número de robos esclarecidos hasta los 184, de los que 28 se cometieron en Segovia. Por tanto, queda completamente desarticulada la organización criminal.

Fueron dictadas tres órdenes internacionales de detención y entrega para tres miembros de la red. Los tres últimos detenidos fueron puestos a disposición judicial del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Sepúlveda y del Juzgado Primera Instancia e Instrucción número 3 de Talavera de la Reina.