La sensación de inseguridad que se vive entra los empresarios del Polígono de Hontoria va en aumento cada día. Los robos sufridos en los últimos meses están causando una gran preocupación entre las empresas instaladas en este área industrial que temen que en cualquier momento puedan sufrir algún tipo de incidente. La última industria que ha sufrido el ataque de los cacos ha sido Distribuidora Noé, que el pasado miércoles 24 de agosto se llevó la desagradable sorpresa de que habían entrado en la nave, causando importantes destrozos materiales. En total son más de 15 robos los que se han producido en el Polígono de Hontoria en lo que va de año.

Lo que más preocupa a los empresarios es que los delincuentes actúan a plena luz del día y sustraen en un tiempo mínimo todo lo que encuentran a su paso. Los afectados afirman que, aun teniendo dispositivos de seguridad en sus naves, la rapidez con la que actúan impide que la policía se persone a tiempo en el lugar de los hechos. Un “modus operandi” que hace pensar que se trate de bandas organizadas especializadas en robar en polígonos industriales.

La asociación Área Empresarial La Estación de Hontoria, ha mantenido durante estos meses diferentes encuentros con las administraciones públicas con el objetivo de buscar algún tipo de solución, como incrementar la vigilancia policial en el Polígono o instalar cámaras de seguridad que permitan esclarecer los delitos que se produzcan. El presidente de la asociación, Néstor Fernández, considera que llegados a este punto “es necesario tomar medidas que ayuden a aumentar la sensación de seguridad y que ayuden a frenar esta incesante oleada de robos”. Por este motivo, se quiere hacer un llamamiento a la Subdelegación del Gobierno, que es la administración que tiene las competencias en este ámbito, para que de una forma rápida, evalúe la situación que se está viviendo y determine medidas que se puedan aplicar de forma “urgente”.