Jóvenes de todas las etnias de Senegal, integrantes del Ballet Jammu de este país africano, llevarán a escena los próximos 20 y 21 de septiembre el musical ‘Thiono Rerul. El esfuerzo tiene recompensa’. La obra, que se representará en la Sala Ex.presa1 de La Cárcel – Segovia Centro de Creación, muestra una historia de amor que surgió como un cuento que finalmente ha tomado forma para llevarlo a escena acompañada de percusión y danza por este ballet.

El grupo Jammu nació en Dakar en el año 2008 dirigido por Ass Ndiaye, dentro de un proyecto auspiciado por la Fundación HAIAC, con el objetivo de crear una escuela de música y danza donde acoger a niños y jóvenes para crear un ballet y un conjunto de percusión que formaran un grupo folclórico estable. En sus espectáculos presentan las danzas más tradicionales de Senegal, pero también coreografías con elementos de danza contemporánea. En este grupo participan jóvenes músicos y bailarines de todas las etnias de Senegal (Wolof, Bambara, Peul, Toutcouleur, etc) con una treintena de integrantes, informa Ical.

Gracias al arte de la danza se encuentra sentido al nombre del grupo, Jammu, que quiere decir paz, en la cual todos los pueblos africanos se ven reflejados en armonía, dándose la mano en un gesto simbólico de unión y amor entre hermanos. Este grupo en su corta carrera, ha cosechado prestigiosos galardones, premios y condecoraciones por el rigor en las investigaciones de sus tradiciones y el trabajo realizado en pro de su cultura y su etnografía.

Las entradas, con un precio de diez euros, se pueden adquirir en el Centro de Recepción de Visitantes de Segovia.