El sindicato CGT desconvocó hoy la huelga de trabajadores de Renfe Operadora prevista para mañana, entre las 00.00 horas y las 23 horas, tras haberse reunido con el Gobierno y haber llegado a “un compromiso formal” de que “la semana que viene” se mantendrán encuentros “para dar pasos y solucionar el motivo principal” de la protesta, la firma del Contrato Programa con la Generalitat de Cataluña.

El paro habría afectado en Castilla y León a la circulación de cuatro trenes de alta velocidad entre Valladolid y Madrid, así como a 37 servicios de media distancia y otros cuatro de larga distancia, según los datos facilitados por la compañía.

Con las próximas reuniones, el sindicato espera lograr que Renfe “siga siendo” la operadora ferroviaria “en las Cercanías y la Media Distancia de Cataluña” y que “no pasará el material y el personal a la Generalitat”, lo que supondría “una disgregación de la empresa y el primer paso para su desaparición”, según informaron fuentes de CGT.