La Guardia Civil busca a un anciano que permanece extraviado desde ayer por la mañana en la localidad segoviana de Navas de Oro, donde reside con su familia.

El hombre, cuya identidad responde a las iniciales P.H.C., de 82 años de edad, salió de casa al mediodía y, al no haber regresado a la hora de comer, se alertó la familia, de modo que su esposa dio aviso a la Guardia Civil y al Ayuntamiento.

Desde el Consistorio se activó la sirena que tiene colocada en lo alto de una torre que se utilizaba hace años para avisar a los vecinos de la existencia de fuegos, por lo que se alarmó todo el pueblo, que llevaba años sin oír este sistema de megafonía. Vecinos y familiares se organizaron en grupos para salir a buscar al anciano. A las tareas se sumaron efectivos de equipos de Protección Ciudadana de la Guardia Civil, del Ereim, del Seprona y otro con un perro de rastreo, según indicaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno y del Ayuntamiento.

Tras varias batidas por los alrededores del pueblo, no se obtuvo ningún resultado por lo que se suspendieron las labores de búsqueda al caer la noche. Hoy se reanudaron los trabajos de rastreo por los caminos y por los pinares del término municipal.