La Unión de Toreros reconoció hoy que en Castilla y León las irregularidades en el sector taurino «no son tan alarmantes» como en otras regiones como Castilla-La Mancha en donde el año pasado se detectaron irregularidades en 24 plazas de toros. La región cuenta con una única denuncia el año pasado en Riaza (Segovia) según explicó en declaraciones a la agencia Ical el portavoz de la agrupación, Iñigo Fraile, quien manifestó que en la mayoría de los casos se cumple el Convenio Colectivo Nacional Taurino que exige visados a las empresas contratadas.

No obstante, reconoció la existencia de irregularidades en lugares aislados como es el caso de la localidad segoviana de Riaza, en donde la Unión de Toreros y la Unión de Banderilleros denunciaron el impago de más de 16.000 euros a los matadores Uceda Leal y Morenito de Aranda durante un espectáculo taurino en las fiestas de la localidad segoviana de Riaza en septiembre de 2012. De acuerdo con los datos facilitados, la empresa Gestión Integral de Espectáculos Taurinos S.L,  contratada por el Ayuntamiento de Riaza, adeuda la cantidad de 8.200 euros a Uceda Leal, mientras que la de Morenito de Aranda asciende a 8.323 euros.

Además, la Unión de Toreros sospechó de algunas irregularidades en la localidad de Vitigudino (Salamanca) en la que una empresa, de la que nos trascendió su nombre, estaría ofreciendo contratos a toreros “por dos duros” y de provincias como Sevilla rompiendo la tradición de contar con la presencia de matadores salmantinos.

Con motivo de la huelga convocada en el sector taurino español respaldada por la Federación de Servicios de la Unión General de Trabajadores (FES-UGT), las organizaciones temieron el «serio peligro de profesionalización» al que se enfrenta un sector taurino en el que además crece la competencia desleal. Fraile explicó que en la actualidad aumenta el número de matadores que rebajan alarmantemente sus honorarios con el objetivo de ser contratados, llegando incluso a ofrecer espectáculos de manera gratuita.

Por este motivo, Unión de Toreros recordó a los ayuntamientos su obligación de contar con empresas que «ofrezcan avales como solvencia” a la hora de contratar eventos taurinos. En este sentido denunció que la organización pudo comprobar la contratación por parte de consistorios a empresas que no se encuentran inscritas en el Registro Mercantil como marca la ley, y pidió a la FEMP que vigile a los ayuntamientos para que exijan avales en la adjudicación de los mismos.

Fraile explicó que la Unión de Toreros comunicó al Ayuntamiento de Riaza, “sin recibir contestación alguna”, la convocatoria de huelga de carácter indefinido y que se llevará a cabo en la propia Plaza de Toros de la localidad, de “manera informativa”, durante la celebración de eventos taurinos aún sin determinar. Tampoco descartan posibles concentraciones o protestas “puntuales”.