Durante la campaña especial de vigilancia y control de los autobuses dedicados al transporte escolar y de menores, desarrollada por la Dirección de General de Tráfico (DGT) desde el lunes 12 al domingo 19 de noviembre, la Guardia Civil ha llevado a cabo en las carreteras y travesías de Castilla y León un total de 624 controles, con el resultado de 364 vehículos infractores a las normas para este tipo de transporte.

Así, en todo CyL se han formulado 508 denuncias, estando a la cabeza Valladolid, con 80 denuncias; seguida por Ávila, con 77; Salamanca, 67; Palencia, 65; León, 64; Zamora, con 55; Segovia, 45; Burgos, con 40 y Soria con 15.

Del total de las 508 denuncias formuladas por la Guardia Civil de Tráfico durante el desarrollo de la campaña en las carreteras de la Comunidad, 296 están motivadas por no contar con la autorización especial para transporte escolar y 47 por la ausencia de seguro de responsabilidad civil ilimitada.

En la campaña especial similar de 2011, llevada a cabo entre los días 14 a 18 de noviembre, la Guardia Civil controló en Castilla y León a 779 vehículos y formuló 618 denuncias.