Las provincias de Segovia y Salamanca estrenan dos de las cuatro unidades móviles de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) para transportes pesados que durante las próximas ocho semanas recorrerán las carreteras españolas. La previsión es que las cuatro unidades -las otras dos operarán desde Madrid- realicen unos 3.000 controles, de los que 250 se realizarán en la provincia de Salamanca, y de forma preferente en carreteras de tráfico internacional.

La campaña se ha diseñado para inspeccionar y revisar vehículos que hayan pasado la ITV general hace más de tres meses. A estos camiones se les hará una inspección visual del estado del vehículo, control de la documentación y, si se detecta alguna deficiencia, se inspeccionará.