Para esta tarde se espera un importante volumen de tráfico con motivo de la operación del 15 de agosto en la que coincide el cambio de quincena, desplazamientos a poblaciones en las que se celebran fiestas populares, y desplazamientos hacia lugares playa, así como a zonas de segunda residencia. Otros muchos, volverán de sus vacaciones.

Hasta las diez de la noche se registrarán las horas de mayor intensidad de vehículos. Es probable que se produzcan retenciones en la zona del peaje de San Rafael. También son puntos conflictivos la incorporación de la AP-51 hacia AP-6 en Sentido Madrid o la A-1 a la altura de Santo Tomé del Puerto.

Más de 140 agentes de la Guardia Civil velarán por la seguridad y la fluidez en las carreteras de la provincia durante esta operación especial.