CUESTACIÓN DE LA aecc

 

Año tras año, en la cuestación

todos los voluntarios se superan

para lograr una recaudación

con que ayudar a aquellos que lo esperan.

 

Quienes les ven, tienen la sensación

de que consiguen todo lo que quieran,

porque ponen en ello la ilusión

y en hacerlo mejor siempre se esmeran.

 

Llevando la hucha, pidiendo en la mesa,

ya luzca el sol o amenace llover,

les mantendrá su voluntad expresa

 

de entregarse de lleno a su quehacer,

consiguiendo cada año la sorpresa

que el amor de la gente hace crecer.