Cuellar vivió hoy uno de los encierros más accidentados en mucho tiempo, ya que ninguno de los novillos entró en la plaza y fueron anestesiados y se sacaron para el recorrido otros seis toros en una acción protestada, aunque el evento termino sin altercados.

Según informó Carlos Fraile, presidente de la Asociación de encierros de Cuéllar, los novillos de la ganadería de Peñajara de Casta Jijona, de Fuente del Arco (Badajoz), estuvieron descontrolados en todo momento. Conforme al informe emitido por la asociación “hoy no se puede valorar el resultado del encierro porque entendemos que no ha existido”. Y es que, tal y como señaló Fraile «no consiguieron introducir ningún animal». Estos fueron anestesiados por el veterinario de la plaza con el intento de apaciguarlos. Los municipales decidieron, debido a la situación hacer un cambio de novillos y sacar al recorrido a otros seis toros de la ganadería Escudero de Cortos, una acción protestada por los espectadores.

Sin altercados importantes, puesto que la enfermería atendió a dos corredores, uno con luxación de hombro y otro con un traumatismo leve en la cabeza, finalizó esta jornada, en la que la asociación de encierros de Cuéllar manifestó al final de su comunicado, su firme rechazo al acto vandálico manifestado hoy contra la vivienda del alcalde de la localidad.