La organización ecologista WWF Adena, con la colaboración de Obra Social Caja Madrid, lleva desde este viernes y el sábado a cabo su tradicional censo visual de nutria en el Parque Natural del río Riaza, que esta edición cumple 15 años.

Los participantes, voluntarios y personal de WWF, se colocarán a lo largo de la ribera del río a intervalos de 500 metros, de forma individual, en completo silencio y armados con prismáticos, para conseguir ver a estos escurridizos animales a la caída del sol y al amanecer del día siguiente.

En total serán 30 voluntarios de WWF Adena los que participen en el recuento anual para conocer la evolución de esta especie.

WWF viene realizando censos de nutria en el Parque Natural Hoces del Río Riaza desde el año 1996. En la zona se ha estimado una población aproximada de cinco individuos a lo largo de los doce kilómetros de cauce del río. La nutria es una especie llamada ‘bioindicadora’, lo que significa que su presencia – o ausencia – es un parámetro muy importante para certificar el estado de conservación de los ríos. La presencia de nutrias refleja la buena salud del ecosistema. Hasta hace pocas décadas, la población de nutrias ibéricas experimentaba una tendencia regresiva. La causa fue la destrucción de su hábitat: degradación de riberas, obras públicas, canalización de los cursos fluviales, abuso de los recursos hídricos para agricultura, falta de alimento y contaminación de las aguas.

A partir de los años 80 la especie está experimentando una sensible recuperación. En la Península Ibérica es común en Portugal, Galicia o Extremadura, pero en cambio ha desaparecido de zonas como el Valle del Duero, Cantabria, País Vasco, Valle medio del Tajo y Valles del Guadiana y del Guadalquivir.

El censo se completa con otras actividades relacionadas con la conservación del Refugio de Rapaces de Montejo, que WWF España gestiona desde hace 34 años y que en estos momentos cuenta con el apoyo de Obra Social Caja Madrid.