Hace apenas unos días la fusión de Caja de Burgos con Caja España y Caja Duero se daba casi por segura. Las tres cajas castellano-leonesas se unirían para formar una entidad más grande y más fuerte. Ayer, sin embargo, saltaba la liebre a eso de la media tarde. Caja de Burgos se apartaba de la operación. La noticia caía como una bomba en todas las redacciones económicas de la comunidad y los analista se ponían manos a la obra a recomponer el nuevo escenario. Caja de Burgos se apartaba de la operación, pero, ¿podrían  esconder otro as bajo la manga?

Como era de esperar, a su salida de la reunión en la que se dió por abortada su unión a Caja España y Caja de Duero, el presidente del Consejo de Administración de Caja de Burgos, José María Arribas, era preguntado por los periodistas sobre la posibilidad de explorar nuevas vías, especialmente dentro de la comunidad. El nombre de Caja Segovia no tardaba en salir. Arribas prefirió no pronunciarse pero tampoco descartó nuevos procesos.

Hay que recordar que hace poco más de una semana, el Banco de España apremiaba a todas las cajas a acelerar los procesos de unión. Además, las autoridades de las comunidades también parecen tener un especial interés en que se produzcan estas fusiones. Que las cuentas estén o no saneadas (y las de Caja Segovia lo están) en las cajas no quiere decir que puedan navegar en solitario, lo que importa ahora es hacerse más grandes y más fuertes. Nadie quiere nuevas sorpresas como la de Caja Castilla-La Mancha y por si acaso prefieren atarse los machos. El panorama de las Cajas se recompone y los procesos de union siguen abiertos en Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña, Valencia, Galicia… Caja de Burgos sale de un proceso, pero lo lógico es pensar que abrirá uno nuevo. La pregunta es, ¿será con Caja Ávila y con Caja Segovia? “Sabemos que sería bueno aumentar el tamaño pero no a cualquier precio”, aseveraba ayer Arribas.

Hoy, Caja Segovia, asegura a Segoviaudaz.es que la situación de nuestra caja es muy similar a la de hace unas semanas: “No hay nada que decir, no hay nada pactado, estamos abiertos a nuevos contactos pero, por ahora, estamos en las antípodas de una fusión”.  “Hay y ha habido contactos con otras cajas, pero no podemos avanzar nada, porque no hay nada que avanzar”, insisten desde el departamento de comunicación de la caja provincial.  Por ahora, no hay nada que avanzar, pero ¿durante cuánto tiempo?

 

 

DEJA UNA RESPUESTA