Quedan pocas horas para la inauguración de ‘Credo’ y la Fundación Las Edades del Hombre apura los últimos retoques para que todo esté listo, ya no para la apertura oficial de este martes, 21 de mayo, que estará presidida por la infanta Elena, sino para el pase de prensa que se ha organizado para el lunes. Así que las últimas piezas que formarán parte de la 18ª edición de esta gran muestra de arte sacro buscan estos días su ubicación y disposición definitiva.

Son horas de sumo ajetreo y de perfeccionar hasta el más mínimo detalle y, por tanto, horas de cierto nerviosismo como reconoce en declaraciones a Ical el comisario de la exposición y delegado de Patrimonio de la Diócesis de Ávila, Óscar Robledo. En total, son 92 las piezas que se van a mostrar, entre las que destacan obras de Juan de Juni, Gregorio Fernández, Vasco de la Zarza, El Greco, Goya, Pedro Berruguete o Salvador Carmona. El 20 por ciento del total de las piezas las aporta la Diócesis de Ávila.

Esa emoción y ese nerviosismo son los que dice sentir el alcalde de Arévalo, Vidal Galicia, quien define Las Edades del Hombre como una “oportunidad y un privilegio” ya que se trata de un acontecimiento que convertirá al municipio en referente de Castilla y León y también a nivel nacional. Además, destaca que es una edición especial por conmemorarse el 25 aniversario de la primera muestra y no olvida el impulso económico y turístico que supondrá para la ciudad, que asume como reto no solo atraer visitantes, sino causarles un buen recuerdo sirviéndose de su patrimonio y, cómo no, de su buena gastronomía representada en el tostón

Galicia recuerda también el esfuerzo realizado por el Consistorio, principalmente en las mejoras acometidas en el casco histórico con el arreglo de calles, las actuaciones en la plaza de la Villa, en la plaza del Real y el Mirador, y el soterramiento de contenedores y cableado. Además, ‘Credo’ ha traído consigo la restauración de la iglesia de El Salvador, en la que la Junta de Castilla y León ha invertido 270.000 euros y en cuyo interior se encuentra el retablo de Juan de Juni, una de las piezas restauradas por la Fundación Las Edades del Hombre para esta edición.

 

El espacio

Uno de los retos que ha supuesto la organización de ‘Credo’ ha sido el espacio. Robledo explica que, después de aquella primera etapa en la que la exposición se montó en grandes catedrales, no es fácil acomodarse a la reducción de metros cuadrados que implica una iglesia parroquial.

En Arévalo esto se ha compensado incluyendo tres templos en la distribución de las piezas: la iglesia de San Martín, la de Santa María y por último, la de El Salvador, que albergará la mayor parte de las obras. Esta reducción del espacio implica cierta “lucha” del comisario con los técnicos que establecen los límites del número de piezas que puede contener cada muestra. “Hay que acomodarse al espacio sin perder ni el mensaje que se quiere transmitir, ni la calidad de la exposición”, asevera Óscar Robledo.

La ventaja de incluir tres templos es la promoción que va a suponer para el patrimonio arevalense en un recorrido en el que los visitantes estarán guiados por los carteles de las 18 ediciones de Las Edades, ya que este año se cumple el 25 aniversario de la primera muestra que tuvo lugar en Valladolid en 1988. De hecho, tal y como apuntó Gonzalo Jiménez, este itinerario será el primer acto de celebración de tal efeméride.

 

Expectativas

A pesar de que Las Edades del Hombre nacieron con un doble objetivo cultural y espiritual, no se puede obviar la repercusión económica que implica un acontecimiento de tal envergadura. Por ello, Jiménez hace hincapié en que cualquier gasto en su organización –en la que la Junta de Castilla y León aporta el 70 por ciento de un presupuesto global que ronda 1,5 millones de euros- es una inversión.

En esta edición, la Consejería de Cultura y Turismo ha puesto en marcha la tarjeta turística de ‘Credo’ a la que se han adherido más de 40 empresas que ofrecerán a los visitantes de la exposición descuentos en restaurantes, casas rurales y comercios.

Respecto al número de visitantes, el comisario Óscar Robledo reconoce la dificultad para establecer una expectativa puesto que estará condicionado por factores como la crisis económica, como ya se ha visto en otros grandes acontecimientos y que actuará como un “factor contaminante”. No obstante, entre las ventajas de esta edición se encuentra la cercanía con Madrid.

 

La Moraña

Desde el primer momento ‘Credo’ se ha perfilado como una oportunidad para promocionar no solo Arévalo, sino toda la comarca de La Moraña, en especial los municipios de Madrigal de las Altas Torres y Fontiveros. Además de las tres iglesias que albergarán la exposición, en la Casa de los Sexmos de Arévalo se ha instalado un centro de recepción de visitantes en el que se proporcionará información sobre el patrimonio de toda la comarca.

En tal sentido, el secretario general de la Fundación Edades del Hombre propone dos rutas. Una histórica inspirada en la figura de Isabel la Católica que nació en Madrigal de las Altas Torres, donde puede visitarse, entre otros, la habitación donde nació en el convento de las madres agustinas de Santa María de Gracia. La otra, una ruta mística en torno a la figura de San Juan de la Cruz, cuya casa natal, hoy iglesia, se puede visitar en Fontiveros, un pueblo entregado a su figura.