El director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, ha calificado de “proporcionada y correcta” la actuación de los agentes durante los altercados de Gamonal y confirmó que el Cuerpo ha puesto en manos de la Justicia la ‘ocupación’ de sucursales bancarias del pasado martes por parte de miembros de la asamblea vecinal. En cualquier caso, precisó que “la catalogación de los delitos”, si los ha habido, “corresponde a la Fiscalía”.

“La situación que tenemos ahora en Burgos es de absoluta tranquilidad”, señaló Cosidó en declaraciones recogidas por Ical minutos antes de que participara en la inauguración de un curso de gestión para mandos policiales en el campus de IE University en Segovia. Y además de “transmitir un mensaje de tranquilidad”, defendió la actuación policial en los altercados que se produjeron en el barrio burgalés, principalmente, durante el fin de semana del 10 al 12 de enero. 

“El trabajo de la Policía ha sido una actuación correcta, proporcionada. Cuando ha habido hechos violentos la Policía ha tenido que actuar. Estamos hablando de 47 detenidos, y para algunos de ellos los jueces han decretado su ingreso en prisión”, recordó Cosidó. “Es verdad que hemos tenido algún episodio de violencia, pero creo que la respuesta de la Policía ha contribuido a que la situación sea hoy de absoluta normalidad”.

Preguntado acerca de la ‘ocupación’ de las sucursales de la calle Vitoria y los posibles delitos en que hubieran podido incurrir los participantes, el director general confirmó que han dado parte de ello a la Justicia: “Nosotros hemos informado de esos hechos, pero la catalogación de los delitos corresponde a la Fiscalía, no a la Policía. La Policía actuará siempre y cuando haya un requerimiento del fiscal”, matizó Cosidó.