La Media Maratón Ciudad de Segovia rondará los 3.200 participantes en su próxima edición, que tendrá lugar el próximo 30 de marzo. «Es probablemente el evento deportivo oficial más importante que se celebra cada año en la ciudad», destacó hoy el alcalde, Pedro Arahuetes, en declaraciones recogidas por Ical durante la firma de un convenio con la organización de esta prueba.

El Consistorio asumirá los gastos hasta un importe máximo de 12.000 euros con cargo al presupuesto de 2014, facturas que se abonarán directamente a su emisor ya sea para el alquiler de vallas, gastos de cronometraje, transporte de materiales, bolsas del corredor o servicios médicos, trofeos, placas y regalos, entre otros. Además, colaborará en los aspectos relativos a la organización, infraestructura, logística y autorizaciones necesarias para que la prueba se desarrolle con total seguridad y normalidad.

El plazo de inscripción ya está abierto desde el pasado 17 de enero y, de momento, ya se han superado las 300 inscripciones. El precio, 16 euros, o 10 en el caso de quienes tengan el carné del Instituto Municipal de Deportes (IMD) de Segovia. Además, para los componentes del grupo de entrenamientos de la Media Maratón del IMD la inscripción es gratuita, así como para las 100 primeras personas que se inscriban en la sede del IMD.

La prueba de adultos comenzará a las 10.30 horas en la plaza de Artillería, y seguirá el mismo recorrido de la pasada edición. Se espera la participación de 3.200 corredores. 20 minutos después arrancará la prueba para los menores, en la que se prevé la participación de casi 300 deportistas.

Este año la Media Maratón comenzará tras la exhibición del lanzamiento de paracaidistas y la salva de cañón de la Academia de Artillería, actos de especial relevancia en esta edición que coincide con el 250 aniversario del Real Colegio de Artillería de Segovia.

La filosofía de la Media Maratón Ciudad de Segovia sigue siendo “proyectar al exterior la imagen de la ciudad y hacer que los segovianos participen activamente en ella, ya sea como corredores, como voluntarios o como público”. Además, los organizadores apuntaron que se desplazarán a ciudades como Getafe, Salamanca o León para captar participantes y alcanzar el citado objetivo de reunir a unos 3.200 corredores; y a su vez, conseguir que 3.000 entren en meta tras completar los 21 kilómetros de recorrido.

Tales cifras reforzarían la condición de esta prueba como “la media maratón más importante de Castilla y León y la segunda de las que se celebran en las ciudades patrimonio de España”, sólo por detrás de la de Córdoba.