La Consejería de Sanidad de la Junta ha iniciado el programa de actuaciones preventivas durante los meses de verano. Hasta el 15 de septiembre, se ponen en funcionamiento medidas centradas en actuaciones ante temperaturas estivales extremas, prevención de la salmonelosis y control sanitario de aguas de recreo, como son las zonas de baño y las piscinas de uso público.

Este verano, la provincia de Segovia cuenta con 93 piscinas de uso público y una zona de baño (el embalse de Linares del Arroyo). En 2010, la provincia alcanzó en tres ocasiones el Nivel 1 de alerta por superar los umbrales de temperaturas máximas y mínimas, 34º y 20º respectivamente.

Actuaciones ante temperaturas estivales extremas 

La Consejería de Sanidad pone en funcionamiento el dispositivo de coordinación asistencial y de salud pública habilitado en la comunidad ante la posibilidad de que, con la llegada del período estival, se produzcan situaciones meteorológicas caracterizadas por olas de calor; así como un sistema de información a la población tanto del momento en que se producen estas situaciones meteorológicas, como de los comportamientos que han de adoptarse para evitar los riesgos en la salud causados por un calor excesivo y duradero.

Los grupos y factores de riesgo individuales ante las altas temperaturas varían desde las personas mayores de 65 años, lactantes y menores de cuatro años, personas con enfermedades cardiovasculares, respiratorias y mentales, hasta por personas con enfermedades crónicas, con tratamientos médicos, habituales consumidores de alcohol y otras drogas. Dentro de los factores de riesgo ambientales, laborales o sociales cabe destacar las personas que viven solas, en la calle o en condiciones económicas desfavorables, la ausencia de climatización y viviendas difíciles de refrigerar o la exposición excesiva al calor por razones de tipo laboral, entre otras. 

En el verano de 2010, Segovia y Zamora fueron las dos provincias de la Comunidad Autónoma en las que en más ocasiones se alcanzó el Nivel 1 de alerta por altas temperaturas, en concreto se declaró la alerta en tres ocasiones. En Segovia, se superaron los umbrales establecidos para nuestra provincia de temperaturas máximas (34º) y mínimas (20º) los días 7 y 8 de julio y 22 de agosto.

Prevención de la salmonelosis

El 50% de los brotes de toxoinfecciones alimentarias por salmonella se concentran en los meses de calor: julio, agosto y septiembre. Por ello, coincidiendo con el inicio del verano, la Junta desarrolla una campaña informativa de servicio público para la prevención de la salmonelosis, con la edición de 75.000 dípticos y la puesta en marcha de una campaña radiofónica.

Entre las medidas y los consejos prácticos que se recogen en esos materiales informativos cabe destacar varios puntos. Entre ellos el comprar fijándose en los etiquetados y en las condiciones de conservación de los alimentos, almacenar los alimentos racionalmente, ser exigente en la higiene personal, extremar las precauciones al preparar la comida y conservar la comida preparada adecuadamente. En definitiva, ser prudente a la hora de consumir alimentos.

 

Control de las aguas de recreo

La Consejería de Sanidad es competente para elaborar del censo de zonas de baño, determinar la temporada de baño, realizar las inspecciones y tomas de muestras de las aguas de baño, evaluar y clasificar su calidad y declarar las situaciones irregulares e incidencias. Los resultados de esas analíticas determinan la aptitud o no de esas aguas para el baño

Los respectivos ayuntamientos, responsables de las condiciones que habilitan la inscripción en el censo regional, son los competentes en comunicar, de forma inmediata, cualquier incidencia a los bañistas a través de carteles informativos en cada una de las zonas de baño.

El censo actualizado para 2011 recoge una zona de baño declarada “apta” en la provincia de Segovia: el embalse de Linares del Arroyo, en el municipio de Maderuelo. La temporada 2011 de baño en esta zona se ha establecido del 15 de junio al 15 de septiembre.

El control de la calidad de estas aguas se desarrolla mediante un muestro inicial, quince días antes el inicio de la temporada de baño, y un control programado de otras ocho analíticas distribuidas uniformemente a lo largo de la temporada de baño, siempre y cuando no existan incidencias que hagan necesario el incremento de las tomas de muestras.

Respecto a las piscinas de uso público, esta temporada en Segovia hay registradas 93 piscinas, 84 de titularidad municipal y 9 de titularidad privada. Durante la época de baño, la Junta desarrolla un protocolo de actuaciones en estas instalaciones para comprobar el cumplimiento la normativa vigente por parte de los titulares de las piscinas y cuyos objetivos prioritarios se centran en la calidad del agua y las condiciones higiénico-sanitarias de las instalaciones.