El IV Encuentro ‘Mujeres que transforman el mundo’ terminará su edición esta semana con el XI Ciclo de Cine ‘La Mujer Creadora’, una iniciativa de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Segovia que desde 2003 acerca al público a la realidad de la mujer desde distintos puntos de vista.

Las películas que se proyectan, la mayoría realizadas o protagonizadas por mujeres, fruto de distintas experiencias basadas en la realidad, son largometrajes o documentales estrenados recientemente, muchos premiados en distintos festivales internacionales de cine y que, con una narrativa y una perspectiva interesante, ahondan en la mirada femenina.

En sesiones a las 19 y 21.30h. y en Versión Original Subtitulada en Español, a un precio de 3€, comenzará la semana con la proyección el lunes de La bicicleta verde, la primera película dirigida en Arabia Saudí por una mujer, Haifaa Al-Mansour. Conmovedora, sutil, ingeniosa, divertida, didáctica, inspiradora, es la primera película dirigida por una mujer en Arabia Saudí.

La película, Premio a la libertad de Expresión 2013 (NBR) y nominada a diversos galardones, está inspirada en la vida de la sobrina de la propia directora, y retrata a una niña que no entiende la sociedad en la que vive pero que la acepta.

El martes, tocará el turno a una comedia romántica estrenada en España en diciembre, una película encantadora con una narración inteligente y mordaz que deja un buen sabor de boca y una sonrisa esbozada. Sobran las palabras (Enough Said), dirigida por Nicole Holfcener. Nominada a los Globos de Oro, a los Satellite Awards, a los Spirit, está protagonizada por el personaje de Eva (Julia Louis-Dreyfus).

Con un guión brillante, la directora y guionista (Lovely & Amazing, Friends with Money) aborda con humor temas como el fracaso matrimonial, los problemas de asumir la educación de unos hijos que se crían en familias rotas, la intolerancia para soportar algunas opiniones cuando una persona alcanza cierta edad.

De dificultades, pero también de sueños, hablará el miércoles la cinta de la venezolana Mariana Rondón, Pelo malo. Concha de Oro en el Festival de San Sebastián 2013 a la mejor película, y Mejor guión y director en el Festival de Mar de Plata, Pelo malo es la historia sobre la iniciación a la vida de un niño de 9 años, Junior, y su difícil camino, marcado por la intolerancia y en un contexto social lleno de dogmas que no acepta lo distinto. Personajes desamparados en un bloque de edificios que esconde diversas historias tras esas paredes frágiles y desnudas.

Avanzando en la semana, se proyectará el jueves Una vida sencilla. Ann Hui, uno de los referentes del cine de autor asiático por su exquisitez para desvelar el valor de las cosas, dirige esta aclamada película, galardonada, entre otros, con el premio a la Mejor Actriz en el Festival Internacional de Cine de Venecia o el Premio del Público en el Festival Cines del Sur de Granada.

 

Una película de estreno

Tomboy, de Celine Sciamma, cuyo estreno en España será el lunes 24 de marzo, es la película que se podrá ver el viernes en la Cárcel. Premio del Público en el Festival de Berlín, Turín, BAFICI, San Francisco y otros tantos galardones, Tomboy es la segunda película de esta joven directora francesa que aborda la orientación sexual en la pubertad a partir de la historia de Laure, una niña de 10 años que se muda con sus padres y su hermana pequeña a un nuevo vecindario. Allí, hace nuevos amigos y el verano transcurre entre juegos y risas. Sin embargo, Laure tiene un secreto: se hace pasar por un chico, Michael. Lisa, una chica del grupo, se enamora de ella creyendo que es Michael, lo que dará pie a situaciones comprometidas.

Iniciando el fin de semana, el sábado el espectador podrá disfrutar de la producción canadiense Inch’Allah, dirigida por Anaïs Barbeau-Lavalette. En un campo de refugiados palestino de Cisjordania, Chloë, una joven ginecóloga canadiense, cuida a mujeres embarazadas. Cada día debe enfrentarse a los controles y al conflicto que afecta a la vida de las personas que conoce.

Dura, realista, llena de honestidad e interés, Inch’Allah profundiza en la mirada de la protagonista, en un principio al margen del conflicto social que vive, para después intentar comprenderlo y acabar tomando postura en él incluso en contra de su voluntad y convicciones.

Y como colofón, el domingo, poniendo punto y final al ciclo, y a estos Encuentros, en los que se enmarca desde hace cuatro ediciones, el segundo largometraje de la premiada directora catalana Mar Coll: Todos queremos lo mejor para ella. En este film vuelve a indagar sobre el tema de la familia y sus contradicciones a través de Geni (Nora Navas), una brillante abogada perteneciente a la burguesía catalana que acaba de sufrir un accidente automovilístico con graves secuelas físicas y emocionales.