La Asociación para la Promoción del Cochinillo de Segovia (Procose) acordó incluir en sus estatutos la posibilidad de incorporar un nuevo formato de comercialización de este alimento con Marca de Garantía, a través del preasado y envasado atendiendo así a las peticiones que llegan tanto desde distintos puntos de España como de otros países.

Aparte de cubrir la creciente demanda de este símbolo de la gastronomía segoviana, otro de los objetivos es incrementar su demanda, ya que se facilita el consumo a través de la nueva fórmula de comercialización. Sólo será necesario introducir el cochinillo en el horno doméstico durante 20 a 30 minutos.

Así se acordó en la asamblea celebrada anoche en Segovia, donde resultó reelegido como presidente José María Ruiz Benito, quien dijo que el nuevo formato se adapta a las nuevas presentaciones de venta de los productos de alimentación, quedando garantizada su calidad. A partir de ahora, una vez aprobado el reglamento, el Cochinillo de Segovia se podrá presentar al consumidor tanto en fresco, como en asado y preasado.

Para el presidente de Procose, este es un gran avance en la comercialización del Cochinillo de Segovia, fruto de un prolongado y riguroso trabajo promovido por la asociación, que ha impulsado un importante estudio sobre el producto de la Marca de Garantía envasado, tanto fresco como asado. Para el envasado, a su vez se utilizaron dos técnicas distintas: el vacío y el uso de atmósfera controlada. Con el fin de evaluar la incidencia de estos tratamientos en el cochinillo, se realizaron análisis para estimar su vida útil y también fueron sometidos a pruebas sensoriales por el Panel de Cata de la Marca de Garantía. Como resultado de este estudio, de acuerdo con los responsables de Procose, la asamblea aprobó la solicitud para incluir un nuevo formato de comercialización del Cochinillo de Segovia en el Reglamento de Uso de la Marca de Garantía.

 

Elecciones

La asamblea eligió por unanimidad la nueva junta directiva de Procose, que presidirá José María Ruiz Benito los próximos tres años. La candidatura, que rige la asociación por cuarta vez consecutiva, está integrada por las siguientes personas: vicepresidente, Eduardo Romano; secretario, José Luis Guijarro; tesorero, Manuel Genique; Santiago Ayuso, vocal portavoz; y vocales Félix Maroto, Laura Gómez, Laureano María, David de María y Juan Pablo Hernando.

Ruiz Benito explicó a los socios los principales objetivos de su mandato, como son un mayor blindaje de la marca de garantía, la solicitud de protección comunitaria, la modernización del sistema de identificación y trazabilidad y ampliar las vías de comercialización del Cochinillo de Segovia, en la modalidad de envasado.

Estos importantes retos, que suponen un paso importante en beneficio de la Marca, a juicio de Ruiz Benito, se abordan ya desde comienzos de este año 2010 con el registro de la Marca ‘Cochinillo de Segovia’ en la Oficina de Registro de las Marcas, Dibujos y Modelos de la Unión Europea (OAMI).

Por otro lado, Procose ha transmitido a la Junta de Castilla y León el interés en proteger al Cochinillo de Segovia bajo una figura de calidad reconocida en la Unión Europea, de próxima creación, para lo que seguirá trabajando intensamente en este tema, como lo viene haciendo a través de conversaciones periódicas.

Procose considera también necesario facilitar a los consumidores mayor información sobre el Cochinillo de Segovia y su trazabilidad, lo que implica modernizar el sistema de identificación. Se creará un modelo rápido (a través de SMS), para que el cliente de un restaurante, por ejemplo, acceda a esta información en el momento que la precise.

 

Menos crisis

En la asamblea también se aportaron datos sobre la actividad de Procose durante 2009, que fue un año de crisis, con descenso de ventas, aunque menos que en otros sectores. El número de cochinillos producidos para la marca bajó un 12 por ciento respecto al ejercicio anterior, pero, en los tres últimos meses del año se apreció un claro repunte al aumentar el consumo en relación al mismo periodo de 2008.

Los responsables de Procose señalaron que, en un año tan difícil para todos los sectores económicos, se puede afirmar que el consumo de Cochinillo de Segovia en asado es uno de los productos que menos ha sufrido la crisis. Además añadieron que este sector está superando la crisis de forma más aliviada que otros sectores primarios, aparte de que es apreciable la ayuda económica que supone el Cochinillo Marca de Garantía. Para tratar de paliar la crisis en el sector, Procose ahorró a los ganaderos, durante 2009 un total de 34.000 euros que dejó de ingresar en la asociación. La producción de la marca, en 2009, ascendió a 136.907 cochinillos, un 12 por ciento menos que en 2008. Fueron calificados 86.753, un 13,80 por ciento menos que en el año anterior.