La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, abogó hoy en Segovia por aplicar la figura de región agronómica para defender los intereses de la Comunidad Autónoma en el debate del reparto nacional de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC). Con la aplicación del término como un concepto de delimitación de cultivos y ganadería y no como una región administrativa, señaló, se establecerá el reparto exclusivo de ayudas a los agricultores y ganaderos profesionales de Castilla y León, teniendo en cuenta los “matices de cada territorio”.

“Es compatible una Política Agraria Común para nuestro país con la atención a aquellos aspectos que en cada comunidad autónoma tienen una trascendencia diferentes”, aseguró Clemente durante una reunión del grupo territorial de senadores del Partido Popular de Castilla y León celebrada en la Diputación Provincial de Segovia.

En este sentido, auguró que tras la aprobación definitiva de las ayudas, en España se abrirá un proceso de debate y defensa de intereses territoriales que tendrá que tener en cuenta los diferentes aspectos de cada territorio, como contempla la definición de región agronómica y otros “conceptos abiertos” como el de agricultor activo, que habrá que definir desde cada región, explicó.

Clemente recalcó la necesidad de atender a dichos matices en España, como país con “mayor diversidad” en el terreno ganadero y agrícola, acompañada del vicepresidente del Senado, Juan José Lucas, el secretario del PPCyL, Alfonso Fernández Mañueco, el coordinador del grupo territorial del Senado, Alberto Gutiérrez y el presidente del PP de Segovia y la Diputación Provincial, Francisco Vázquez.

La titular de Agricultura y Ganadería consideró “imprescindible” la reunión de senadores de Castilla y León para apoyar el sector agrario de la región en un momento clave de la negociación de la reforma de la PAC, que tras el acuerdo político de la Comisión, el Consejo y el Parlamento europeos, abrirá el proceso de negociación en España para el marco 2014-2020.

En este sentido, Clemente transmitió a los senadores la “importancia” de la reforma debido al peso económico para Castilla y León, donde el sector agrario y el agroalimentario, según sus datos, ha estado recibiendo un total de 1.150 millones de euros anuales durante el marco 2007-2013 de la PAC. Así, confió en que a partir de julio se vean representados los intereses de la región durante la negociación nacional y aplaudió el trabajo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su defensa de los fondos de la PAC.

“Algo que no ocurrió en la anterior negociación. Zapatero no acudió a la negociación del marco financiero”, recordó Clemente para asegurar que Castilla y León perdió “de manera muy importante” fondos de desarrollo rural. No obstante, la consejera de Agricultura y Ganadería reiteró que “desde Castilla y León exigiremos los fondos que corresponden a nuestra Comunidad”.