El director de la Agencia de la ONCE en Segovia, Claudio Congosto Becerra, ha presentado el cupón solidario por el Día Nacional contra la Miastenia, del que circularán cinco millones de ejemplares el próximo sábado 2 de junio. Durante el acto, Congosto estuvo acompañado por el fundador de la Asociación Miastenia de España AMES, José Luis González Cerezo.

El pasado 23 de mayo, Día Nacional contra la Miastenia, se realizó un Taller en el Salón de Actos del Centro de Asociaciones de Autoayuda y Voluntariado de Segovia en el Ayuntamiento, bajo el título de “La Sabiduría del cuerpo y la mente para afrontar el estrés, el dolor y la enfermedad”, dirigido por José Luis González Cerezo y Antonio Girón.

Así mismo, La ONCE también ha querido hacer su aportación solidaria en favor de esta causa y ha decidido dedicar su próximo Cupón Fin de Semana a sensibilizar a la población con las personas que padecen esta enfermedad, una patología neuromuscular de tipo autoinmune y de origen desconocido.

La Miastenia Gravis es una dolencia que se caracteriza por la debilidad, el agotamiento y la fatiga de los músculos esqueléticos o voluntarios del cuerpo. Es una enfermedad crónica que, en la mayoría de los casos, es causa de discapacidad, ya que debilita la fuerza muscular necesaria para realizar los trabajos cotidianos de las personas afectadas. Aún no se conoce la forma de curarla, y la medicación que se aplica a los que la sufren sólo sirve para paliar la sintomatología, que varía según el grado de afectación de la persona:

– Caída de uno o ambos párpados

– Visión doble

– Alteración del tono de voz

– Alteración de la deglución (dificultad al tragar alimentos)

– Dificultad muscular en las extremidades (cansancio)

– Dificultad para hablar

– Dificultad para respirar (de forma infrecuente)

La Miastenia está catalogada como una enfermedad rara. No es una enfermedad contagiosa, ni hereditaria, y tampoco provoca dolores musculares. tiene su origen en una anomalía genética que produce alteraciones en la unión neuromuscular; defectos en los receptores neuromusculares, aunque ambas presentan síntomas comunes. Se detecta sobre todo en los niños y su incidencia es menor, y en este caso si es hereditaria.

Su incidencia es de 14,4 casos por cada 100.000 habitantes, lo que supone que en España hay algo más de 6.000 personas afectadas por esta enfermedad.