El presidente de Centrados en Segovia, Juan Ángel Ruiz, aseguró ayer que si logran ser “el diputado 176” incluirán en la negociación “con PP o con PSOE” que los segovianos tengan al oportunidad, que se les negó en los 80, de votar en referéndum si quieren la uniprovincialidad, seguir en Castilla y León o incorporarse a la Comunidad de Madrid. Ruiz argumentó que esta idea está totalmente alejada de posturas radicales de independentismo y sólo propone fórmulas de votación que están contempladas en la Constitución.

Juan Angel Ruiz expuso que la principal razón que les ha llevado a presentar candidatura a las Cortes Generales, de cara a las elecciones del 28 de abril, es defender a los segovianos y que pueden llegar a la provincia las inversiones necesarias para “darle la vuelta”. El presidente de Centrados en Segovia cifró en un más de mil millones de euros la deuda del Gobierno Central con Segovia en las que apenas ha llegado inversiones por parte de “unos y de otros”, en referencia a populares y socialistas.

Juan Ángel Ruiz defendió la idea de poder plantear, en el Congreso, “si somos el diputado 176” y se abre una negociación para un pacto de legislatura o de gobernabilidad, la realización de una consulta entre los segovianos, cosa que no se hizo durante el proceso de constitución de la autonomía de Castilla y León, ya que existen “cauces de participación”, dentro de la Carta Magna, para hacer este tipo de consultas y “si tenemos el poder hacerlo lo haríamos”.

La formación segoviana vuelve a poner encima de la mesa el debate de la uniprovincialidad, promovido en 1981, por parlamentarios como Modesto Fraile, Carlos Gila, Luciano Sánchez Reus y Emilio Zamarriego, y el entonces presidente de la Diputación Provincial, Rafael de las Heras. En un principio, Segovia se negó a adherirse a la ley de Armonización del Proceso Autonómico, por la que quedaba incluida en Castilla y León, hecho que se produjo en 1983.

El regreso de Arranz

Centrados en Segovia eligió como número 1 al Congreso al exconcejal socialista Javier Arranz, que protagonizó una sonora y polémica salida del equipo de Gobierno del consistorio de la capital, tras enfrentarse con la alcaldesa Clara Luquero, unos meses después de la renuncia de Pedro Arahuetes como primer edil. Luquero llegó a cesarle como concejal de Deportes y Arranz se convirtió en concejal no adscrito, aunque finamente abandonó el Ayuntamiento y el PSOE, cargando una vez más contra Luquero.

Javier Arranz decidió crear el Partido Segoviano Democrático Español (PSeDE) con el que concurrió a los comicios municipales de la primavera de 2015, con 596 votos en la capital. Hace unos meses, el PSeDE, con medio centenar de afiliados, anunció su entrada en el proyecto Centrados en Segovia. Ahora se acuerdo se traslada en Javier Arranz lidere la candidatura al Congreso.

El presidente de Centrados en Segovia también anunció que el concejal de la formación en el Ayuntamiento de Mozoncillo, David de Santos, será el cabeza de lista al Senado. La formación magenta se presentará a las citas electorales del 28A y el 26M pra defender, desde las instituciones supramunicipales, los intereses de Segovia, porque los partidos que tradicionalmente obtienen escaño por esta circunscripción, “anteponen sus interés partidistas a los intereses de Segovia”.