El 56,45 por ciento de los ciudadanos de Castilla y León se consideran adictos a internet, frente al 50,65 por ciento de media en España. No obstante, los castellanos y leoneses se sitúan entre los que menos tiempo dedican a las redes sociales, junto con los habitantes de Castilla-La Mancha, según recoge un estudio elaborado por el Instituto Sondea. 

Asimismo, el informe sitúa la adicción a internet más elevada en Madrid (58,52 por ciento), Castilla-La Mancha (62,5 por ciento), Murcia (65 por ciento), Baleares (58,06 por ciento), Comunidad Valenciana (58,65 por ciento) y Galicia (57,35 por ciento). Los porcentajes más bajos se localizaron en Andalucía (53,71 por ciento), Cataluña (53,30 por ciento), País Vasco (49,09 por ciento) y Canarias (48,33 por ciento).

Solo el 19,35 por ciento de los castellanos y leoneses dedica menos de dos horas diarias a internet, mientras que el 43,55 por ciento de la población señala que permanece conectada de tres a cinco horas y el 37,1 por ciento pasa al menos seis horas en la red. Castilla y León es, además, la comunidad donde más encuestados señalan que no les gusta estar enganchados a internet pero que les cuesta dejarlo, ya que un 28,57 por ciento de la población reconoce este hecho.

Asimismo, uno de cada diez castellano-leoneses reconoce, según el estudio, que no podría pasar un día entero sin conectarse a internet, mientras que el 70,97 por ciento de la población no sería capaz de estar una larga temporada sin utilizar la red. En el supuesto de olvidar el móvil en casa, la mitad indicó que se sienten más liberados y por tanto no volverían a por él.

No obstante, los castellanos y leoneses fueron los españoles que menos estuvieron conectados a internet todos los días en 2012, ya que solo un 3,23 por ciento de la población declaró este hecho. Un 54,84 por ciento de los encuestados en Castilla y León aseguró no haber estado más de una semana consecutiva sin conectarse en 2012 y tres de cada diez reconocieron tener más relación con sus amigos a través de internet que en persona.

De la misma forma, el 45,16 por ciento de los castellanos y leoneses aseguró que mantiene relaciones de amistad con gente que solo conoce a través de internet y que nunca ha visto físicamente. Por ello, siete de cada diez considerarían la vida sin internet muy aburrida y son los que en mayor número estarían dispuestos a hacer una terapia específica para desengancharse de internet.

Finalmente, más de la mitad de los castellanos y leoneses reconoció que consulta los correos electrónicos de trabajo durante las vacaciones.