Un total de 643 alumnos no pudieron asistir a clase hoy debido a las nevadas caídas en gran parte de la provincia y que suspendieron total o parcialmente hasta 22 rutas escolares. Las rutas afectadas transportan estudiantes de 61 localidades al IES “Sierra de Ayllón” de Ayllón, al Centro Rural Agrupado (CRA) de Riaza, al IES “Duque de Alburquerque” de Cuéllar, al IES “Marqués de Lozoya” de Cuéllar, al CRA de Ayllón, al CEIP “Cardenal Cisneros” de Boceguillas, al CRA “El Olmar” de Olombrada, al IES “Peñalara” del Real Sitio de San Ildefonso, al CEIP “San Gil” de Cuéllar y al Centro de Educación Obligatoria “La Sierra” de Prádena.

Respecto a las incidencias en las vías de titularidad autonómica, se hizo necesario el uso de cadenas en doce kilómetros de la CL-601, de La Granja al límite con la Comunidad de Madrid, y en la SG-112, de Riofrío de Riaza al límite con la Comunidad de Castilla La Mancha. Por otro lado, la Subdelegación del Gobierno en Segovia, recomendó circular con especial cuidado en la carretera A-1 en el kilómetro 118 en la localidad de Boceguillas y dirección a Burgos. Hasta cinco tramos más de carreteras se vieron condicionadas por las nevadas durante la mañana. En la AP-61 y N-603, en San Rafael, desde el kilómetro 60 al 90 en ambos sentidos hacia Segovia y desde el kilómetro 62.5 hasta el 90 hacia Segovia. En la AP-6 desde el kilómetro 60 en la misma localidad al kilómetro 80 en Villacastín en ambos sentidos y dirección a Segovia como ocurre en el mismo caso con la N-VI desde el kilómetro 62.5. Por último la N-110 vio condicionado el tránsito de vehículos desde el kilómetro 150 en Arcones al kilómetro 188 en Navafría en ambos sentidos y dirección Segovia.

Además,por la tarde se activó la alerta para el puerto de montaña de Navacerrada en la carretera CL-601 a la altura de Valsaín desde el kilómetro 124 al 137 en ambos sentidos, donde se hizo necesario el uso obligatorio de cadenas o neumáticos de invierno. 

El dispositivo en la provincia está formado por 17 máquinas quitanieves, 15 almacenes de fundentes, 7 autobombas, y 151 profesionales que trabajan en la limpieza de las carreteras y la distribución de sal en las vías ante la previsión de bajada de temperaturas a la caída del sol.

Fuentes de la Diputación informaron además de que a primera hora de la mañana se actuó principalemente en la zona de Cuéllar, debido a la entrada del frente por dicha zona de la provincia. Posteriormente, responsables de vías e infraestructuras de la institución provincial explicaron que las actuaciones se dirigieron hacia el nordeste segoviano en localidades como Riaza o Maderuelo. En general, destacaron que la acumulación de nieve no resultó un gran problema debido a su rápida transformación en agua.

Por su parte en la capital segoviana las precipitaciones caídas durante la mañana no causaron grandes complicaciones. Según señaló a la agencia Ical la concejala de Medio Ambiente, Paloma Maroto, fueron cuatro camiones los que salieron a repartir sal en diferentes puntos de la capital “por tomar precauciones”, aunque no registraron problemas debido a que la nieve no cuajó ya que las temperaturas se situaron sobre los 0ºC. No obstante, Maroto explicó que el consistorio continuará “pendiente” durante la tarde porque las previsiones apuntan a nuevas nevadas que podrían ser más copiosas.