El Ayuntamiento de Segovia repartirá 64.910 euros entre 26 asociaciones segovianas del ámbito sociosanitario tras resolver la convocatoria anual para desarrollar programas en materia de acción social. En la presente edición se prevé la contratación de 20 profesionales y cuatro personas discapacitadas para el desarrollo de la mismas, según explicó hoy el concejal de Servicios Sociales, Andrés Torquemada.

En total se presentaron 31 entidades, pero quedaron fuera un total de cinco al no cumplir los requisitos. Las propuestas presentadas por las entidades y asociaciones seleccionadas abarcan sectores como mayores, infancia, discapacidad física, orgánica, intelectual y sensorial, así como igualdad, y colectivos en riesgo de exclusión social.

Las ayudas oscilan entre los 1.000 y los 3.000 euros. De ellos, obtuvieron la cuantía máxima a la que se podía optar, las asociaciones Contra el Cáncer, Infanto Juvenil Caminantes, San Vicente de Púal, Autismo, Síndrome de Down, Parkinson, Alzheimer, Apyfim, Alimentos Sociales el Acueducto, Esclerosis Múltiple, Espávila; las fundaciones Anar y Apadefim, la Hermandad de Donantes de Sangre y la Frater recibirán 3.000 euros.

La Asociación de Mujeres por la Igualdad contará con 2.800 euros, las asociaciones Amanecer-Feafes y Alcohólicos Rehabilitados dispondrán 2.400 euros, Fibromialgia 2.200 euros, Paladio Arte recibirá 2.100 euros, Aspace 1.800 euros, Diabéticos de Segovia 1.600 euros, la Liga de la Leche 1.310 euros y la Plataforma del Voluntariado Social 1.300. Por último, la Asociación de Sordociegos y la de Transplantados de Corazón recibirán 1.000 euros cada una.

Según explicó Torquemada, las propuestas abarcan diversos ámbitos que confluyen en un objetivo común como es la inclusión, la promoción de la participación ciudadana y la prevención de factores de exclusión a través de la búsqueda de la normalización, y el apoyo para la superación de barreras. Así se han presentado iniciativas cuyo objetivo es facilitar la conciliación, prevenir situaciones de exclusión en menores, favorecer la participación social de los colectivos con necesidades especiales o abordar determinantes sociales y su relación con enfermedades crónicas.