La Concejalía de Medio Ambiente y la SEO-Birdlife de Segovia organizaban, el pasado mes de febrero en la Casa Joven, un Taller de cajas nido en el que participaban unas 30 personas. Padres e hijos aprendían a fabricar cajas nido para proporcionar nuevos lugares de cría a las especies, en concreto al vencejo común (Apus apus).

Quince de los nidales construidos en ese taller se han colocado ahora en el Parque del Pirulí. En concreto, las cajas nido se han instalado en lo más alto del depósito de agua del barrio de Nueva Segovia hasta donde se subían la concejala de Medio Ambiente, Paloma Maroto, y los representantes del grupo local de SEO-Birdlife.

El objetivo de la colocación de estas cajas nido en este enclave de la ciudad es facilitar su uso para la nidificación de los vencejos, su seguimiento y estudio, así como ayudar en la conservación de la biodiversidad en un sistema antrópico, aprovechando así una construcción, el depósito de agua, inaccesible hasta el momento.

Si se cumplen las expectativas, es posible que en un futuro, en torno al Pirulí, se forme una colonia de este ave tan singular para los segovianos.

Además, el seguimiento y estudio de los nidales permitirá aumentar el conocimiento sobre los vencejos, así como evaluar el éxito de este tipo de medidas de conservación de cara a su futura aplicación en otros enclaves de la ciudad.

El vencejo vive en Segovia durante la época reproductora, aprovechando la abundancia de insectos. Es habitual verle planear sobre el Acueducto. Al finalizar el verano, cuando los días empiezan a acortar y bajan las temperaturas, los vencejos parten hacia sus cuarteles de invierno en África donde encuentran alimento en abundancia.