El próximo domingo 5 de agosto las provincias de Segovia y Madrid volverán un año más a celebrar un hermanamiento que las llevará hasta 2004 metros de altura. La Romería de Malangosto (Segovia), la más alta de Europa, recreará el encuentro del Arcipreste de Hita y la Chata que se relata en el Libro del Buen Amor y con él, un encuentro de romeros y ganaderos a los dos lados de la Sierra, y que comenzó en 1969. Así lo explicó hoy durante su presentación en el Restaurante José María, el presidente de la Asociación de Amigos del Libro del Buen Amor, Juan Antonio Tapia.

Como cada edición, la Romería de Malangosto nombrará a su Arcipreste y a su Chata, que este año recaerán en la directora teatral segoviana Ana Zamora, creadora de la compañía Nao D’Amores; y el madrieño Rubén Caba, por su trayectoria en la investigación en el Libro del Buen Amor. Además, la organización distinguirá a los “Romeros”, que recayeron en la figura de la comunidad maorí que visita estos días Valverde del Majano (Segovia), a Francisco del Caño, por su trabajo en la recuperación de las tradiciones segovianas y la edición de la revista Plaza Mayor; al periodista local de El Adelantado de Segovia, Guillermo Herrero, por “representar a los periodistas de lo próximo”; y a Blanca Llorente, organizadora “entre bambalinas” de la romería.

La celebración comenzará alrededor de las 12:30 horas con la procesión desde la explanada de El Chozo del Buen Amor hasta la Santa Cruz de Malangosto “la barrera natural que separa Norte y Sur de España”, con el Cristo de Buen Amor a cuestas y acompañados a son de dulzaina, tamboril, como explicó Juan Matey, miembro de la organización. Una vez alcanzada la meta, alrededor de las 13:00 horas, una misa castellana dará paso a la suelta de palomas “como una petición de paz para los pueblos”. Además, antes del nombramiento del Arcipreste, la Chata, y los romeros, la concentración rendirá homenaje al recién desaparecido Pablo Sainz, párroco de Sotosalbos.

La bajada, alrededor de las 14:00 horas hasta el merendero de la Fuente de Cambrones, finalizará con una comida de arroz campero preparado por el cocinero Pedro Carabias, quien explicó que preparará 400 raciones de esta receta compuesta por conejo, jabalí, corzo, cangrejos de río y diferentes hortalizas.