Caja Rural de Segovia se ha posicionado como la segunda entidad de la provincia. Así se deduce de los últimos datos aportados por la entidad, cuyos dirigentes apuntan que » la evolución de la entidad durante el 2.009 confirma que la nueva estrategia iniciada por el actual Consejo Rector y el nuevo Equipo de Dirección está en la línea de lo que esperan sus socios y clientes».

De esta manera, el incremento de las principales masas de balance se situaron por encima de la media del sector, destacando el crecimiento de la inversión crediticia en un 7,76% y los depósitos de clientes un 9,10%, dato que avala la continuidad del buen estado de liquidez.

En lo relativo a la cuenta de resultados, el margen de intereses creció un 8,82%, alcanzando los 5,9 Millones de euros; el margen bruto creció un 20,08% alcanzando los 7,5 Millones de euros; el resultado antes de impuestos creció un 14,02% situándose en 913 mil euros resultando un beneficio neto de 554 mil euros, que supone un 7,66% más que el año anterior.

Este crecimiento se sustenta sobre una política crediticia modélica que, según afirman sus directivos,  «sitúa a Caja Rural de Segovia como una de las entidades más saneadas del panorama financiero español, lo cual se refleja en su ratio de morosidad que ha cerrado en el 1,60%, a bastante distancia de la media del sistema, un 4,89%, lo que pone de manifiesto la calidad de su cartera de clientes dentro de la provincia».

A través de un comunicado, fuentes de la entidad aseguran que a pesar de que «las expectativas económicas para el 2.010 plantean un entorno difícil», la entidad afronta el nuevo año «con un margen de seguridad muy importante», consecuencia de que durante el ejercicio 2009 se incrementaron las dotaciones en un millón cuatrocientos sesenta y siete mil euros, situando la cobertura de insolvencias en el 208,59% (media del sistema 56,7%).

Según los cálculos de Caja Rural Segovia, » aunque se sigue poniendo en tela de juicio la solvencia de las entidades financieras», la segunda entidad de la provincia estima que cerrará con un coeficiente de solvencia del 15%, muy por encima del 8% establecido por Banco de España y uno de los mejores del sistema financiero.

En cuanto a otros apartados del negocio, cabe destacar el  incremento de los Fondos de Inversión, de un 114%, lo que, para la entidad, pone de manifiesto «la buena marcha del negocio asegurador con incrementos superiores al 15% en volumen, dentro del cual los Planes de Pensiones sobresalen con un crecimiento del 42%.» Por la parte del número de clientes, Caja Rural de Segovia ha captado cerca de 1.000 nuevos clientes de los que un 25% corresponden a empresas y comercios y el 75% a particulares.

 

Estrategia

 El Consejo Rector y los Órganos Directivos afirman que «cumplen con el compromiso establecido con los socios para el ejercicio 2.009, mejorando la gestión y fortaleciendo la Entidad». Asímismo, demuestran que el modelo de banca «basado en la prudencia y en la relación a largo plazo con el cliente, combinado con la nueva sistemática comercial es una fórmula de éxito para el futuro».

Caja Rural de Segovia «continuará con una apuesta decidida por el apoyo a sus socios y clientes, en especial a las familias y PYMES, así como en aquellos proyectos generadores de riqueza y empleo en la provincia de Segovia», afirman las fuentes financieras que, concluyen, «durante el año 2.010 Caja Ruralseguirá invirtiendo en el desarrollo de sus profesionales así como en la mejora en la calidad de servicio».