El conocido saxofonista norteamericano Kenny G destacaba el “agradable carácter” de los españoles momentos antes de la actuación en la Granja de San Ildefonso, que inundó de melodía la noche de ayer junto a Michael Bolton en el ciclo ‘Noches Mágicas de la Granja’.

En una intervención ante un grupo de periodistas, el músico ganador de un Grammy, recordó la especial personalidad de los hispanos en sus primeras horas de visita a la localidad segoviana, donde compartió un rato. “Es gente muy cercana y de trato muy personal”, aseguró.

Preguntado por lo que más le ha sorprendido, dijo que el hecho de que el concierto comience tan tarde, y calificó de “divertido” ver a varias personas ancianas disfrutando de la noche. También aseguró que ha tratado de hablar español “pero no soy muy bueno”, dijo ayudado de una intérprete.

El saxofón de Kenny G abrió la cita de la actuación estrella de la programación de las Noches Mágicas de La Granja, a la que poco después le seguía la mundialmente conocida voz de Bolton. Ambos fueron continuamente loados por un público entregado que se mantuvo entusistasta hasta el fin del concierto en la madrugada. Asímismo, José Luis López Vázquez, alcalde del Real Sitio, hizo entrega a los norteamericanos de una de las piezas de cristal elaboradas en la Fábrica de Cristales de La Granja.

Kenny G, cuyo nombre real es Kenneth Gorelick, comenzó a tocar el saxofón cuando tenía 10 años, en 1966. Su dominio del instrumento es tal que ha creado su propia línea de saxofones. En 1997 obtuvo un lugar en el libro Guinness de récords mundiales al haber ejecutado la nota más larga registrada por un saxofón.

Por su parte, Michael Bolton (Conecticut, 1953), cantante y compositor es uno de los exponentes más populares del soft-rock y la balada romántica estadounidense de los años 80. Sus logros incluyen la venta de 53 millones de álbumes, dos sencillos en número uno de las listas de Billboard y premios como el Grammy.