El ministro de Fomento, José Blanco, ratificó este miércoles al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, que el AVE llegará a las ciudades de Palencia y León en el año 2012, tal y como estaba previsto. Así se lo trasladó Blanco en la reunión que ambos mantuvieron en Madrid para abordar asuntos relacionados con las infraestructuras y el transporte en la Comunidad, según una nota de prensa difundida por el Ministerio de Fomento.

En concreto, en materia de infraestructuras ferroviarias, Blanco indicó que todos los tramos para la llegada de la alta velocidad a Palencia y León se encuentran en una fase avanzada de obras, y los proyectos para la integración ferroviaria se encuentran en marcha. En este sentido, recordó que el Gobierno autorizó el pasado viernes, 29 de octubre, la licitación por más de 15 millones de euros de las obras de construcción del Centro de Regulación y Control del AVE, que se ubicará en el nuevo entorno de la estación de León, y desde el que se gestionará el tráfico ferroviario del noroeste.

Por lo que respecta a los tramos de las líneas de alta velocidad a Burgos y a Zamora, precisó que se encuentran en fase de obras y avanzan según lo previsto. Además, el Ministerio de Fomento ha adjudicado recientemente por 36,7 millones de euros las obras del primer tramo de la Línea de Alta Velocidad a Salamanca.

Sobre la Línea de Alta Velocidad León-Asturias, dijo que las obras de la Variante de Pajares avanzan según los plazos previstos, y que el pasado mes de julio Fomento remitió al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino el estudio informativo del tramo León-La Robla para su correspondiente Declaración de Impacto Ambiental.

En cuanto a la línea Palencia-Cantabria, el ministro añadió que el Ministerio licitará el tramo Palencia-Villaprovedo a principios de 2011 a través del Plan Extraordinario de Infraestructuras (PEI) de colaboración público-privada, y avanzó que próximamente se licitarán, también a través del PEI, obras de conexión entre la provincia de Zamora y Ourense de la Línea de Alta Velocidad a Galicia.

Asimismo, Blanco recordó a Herrera que Fomento ha licitado ya la redacción del Estudio de Alternativas de conexión de la Línea Torralba–Soria con la Red de Alta Velocidad y que próximamente se lanzará el estudio informativo de la conexión de alta velocidad a Ávila por Segovia; al tiempo que se avanza en el estudio de la Línea de Alta Velocidad León-Ponferrada. Las citadas fuentes recordaron que recientemente el Ministerio de Fomento ha incluido el corredor León-Ponferrada-Monforte de Lemos como eje prioritario en el Plan Estratégico de Transporte Ferroviario de Mercancías 2010-2020.

Finalmente, en el apartado de infraestructuras ferroviarias, el ministro dijo sobre la conexión Miranda de Ebro-Logroño que el Ministerio ha adjudicado hace unas semanas el estudio informativo de este tramo del Corredor Cantábrico-Mediterráneo.

 

Herrera lamenta la “indefinición” de fechas para que el Ave llegue a Ávila, Salamanca y Soria

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, calificó la reunión con el ministro José Blanco, de «desalentadora» y subrayó que «sale con preocupación e incertidumbre» respecto al futuro de las infraestructuras pendientes en la Comunidad. El responsable del Ejecutivo autonómico sólo reconoció alguna «certeza positiva» del Gobierno en materia de alta velocidad, con el compromiso de la llegada del AVE a Zamora en 2013 y a Palencia y León en 2012.

Herrera explicó, en rueda de prensa tras un encuentro que calificó sólo como «cortés», que el Gobierno tiene previsto concretar con la Xunta de Galicia este mismo mes de noviembre los recursos del Plan Extraordinario de Infraestructuras (PEI) que se destinarán al ramal gallego de la alta velocidad desde Olmedo. En esa reunión se determinarán la cuantía, los plazos y las previsiones de toda la obra, «muy importante» para Castilla y León, señaló el presidente, si bien el compromiso de Blanco es que el AVE llegue a la capital zamorana en el año 2013 en lugar de en 2012, como estaba previsto. «Ese es el dato y la realidad que debe concretarse», apuntó Herrera.

Además, apuntó otras noticias «positivas», como la entrada de la alta velocidad en Palencia y León en el año 2012, dos obras que se mantendrán dentro de los Presupuestos Generales del Estado. Sin embargo, el presidente destacó que la conexión a Burgos no será hasta 2015, con el objetivo de llegar al País Vasco en 2016, mientras que Salamanca, Ávila y Soria permanecen en la «indefinición absoluta«. En estos casos, Blanco demostró «buena voluntad» pero sobre la «incertidumbre». Todas las conexiones permanecerán en estudio mientras el Ministerio se decide a concretar fechas para su comienzo y finalización.

 

Ferrocarril convencional

Respecto al ferrocarril convencional, el presidente de la Junta trasladó al ministro la oferta de culminar la completa modernización de la línea de mercancías Medina del Campo-Salamanca-Fuentes de Oñoro para convertirla en alternativa de la saturada A-62 (Autovía de Castilla). Así, Herrera recordó que esa línea ya fue objeto de un ambicioso proyecto de recuperación, con un inversión de 90 millones de euros a partes iguales entre el Ministerio, el Gobierno regional y la Unión Europea, que todavía no ha terminado. «Sin que suponga una compensación por el retraso del AVE», explicó el presidente, «creo que tenemos la oportunidad de compartir inversiones para su completa modernización, convirtiéndola en eje de desarrollo».

Esto supondría su incorporación también al Plan Estratégico para el impulso ferroviario de mercancías, recientemente presentado por el ministro, que consideró la propuesta de la Junta «muy interesante».

Herrera aportó algunos datos, como que el 80 por ciento de los flujos de mercancías España-Portugal se realizan por la A-62, que discurre en paralelo, y «muchas veces colapsada». Este paso transfronterizo registra la mayor carga de tráfico de vehículos pesados de la frontera con Portugal.

 

Otras reivindicaciones

En el cajón quedarán otras reivindicaciones de la Junta, también planteadas hoy por Herrera, como la conexión definitiva de Soria con la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona, la de Ávila con la Madrid-Valladolid y las «viejas» demandas relacionadas con el ferrocarril de la Ruta de la Plata y Valladolid-Soria. El jefe del Ejecutivo autonómico también insistió en la importancia del corredor Cantábrico-Mediterráneo, respecto al que pidió al Gobierno que «considere seriamente la conexión Miranda de Ebro-Logroño», una obra que sólo se encuentra en estudios informativos.

En su comparecencia pública, Herrera recordó que han pasado muchos meses «y muchas cosas» desde que el pasado 2 de junio de 2009 se reuniera por primera vez con el ministro, como la «caída significativa» de las inversiones previstas para Castilla y León en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Un descenso general del 23 por ciento que se eleva al 60 por ciento en materia de carreteras si bien crece un cuatro por ciento para los ferrocarriles, lo que Herrera consideró «significativo» y «nada desdeñable». Al igual que hiciera en su primer encuentro, el presidente mostró una «voluntad constructiva» pero basada en la «obligación de reivindicar».