La parroquia de San Eutropio de El Espinar ha recogido en su última campaña de ayuda humanitaria a Benin 22.344 kilos de alimentos, material higiénico, sanitario y escolar, que ya están de camino hacia este pequeño país africano, fronterizo con Nigeria y Togo.

El bloque más significativo lo conforman los alimentos de consumo duradero como pasta, arroz, azúcar o legumbres y conservas de pescado y verduras. En total, más de 17 toneladas.

Los productos de higiene y aseo personal, diverso material escolar y material médico suman 2.000 kilos. Asimismo, se destinan partidas especiales a distintas misiones repartidas por todo el país, como la de Fo Bourse, en el norte, una comunidad con la que la parroquia de San Eutropio mantiene una estrecha relación.

Esta ayuda que ha sido lograda con la campaña navideña de 2010 ha superado en cantidad a la recogida en el año anterior, lo que habla de la consolidación de esta iniciativa que impulsa el párroco de El Espinar, Valentín Bravo, quien agradece la colaboración de personas, instituciones y entidades que se involucran en ella.

La parroquia, agradece su colaboración a el Ayuntamiento de El Espinar; los arciprestazgos de Cuéllar, Cantalejo, Ayllón-Riaza y Abades-Villacastín; las parroquias de San Ildefonso, Torrecaballeros, San Frutos o Santo Tomás; los colegios Nueva Castilla de Madrid y Maristas y Jesuitinas de Segovia; y entidades y empresas como la Agrupación de Comerciantes Segovianos o Papelería Álvarez.

La campaña de ayuda humanitaria a Benin comenzó en el año 2006 y desde entonces, contando con los que ya están de camino, se han enviado más de 122.000 kilos de alimentos, muchos de ellos destinados a orfanatos. Se han construido, gracias al trabajo continuado de la parroquia a favor de aquel país, 11 pozos de agua, y se han aportado tres monitores fetales para distintos hospitales de la zona.

Este año, parte de la ayuda se destina a las más de 700.000 personas afectadas por unas graves inundaciones que asolaron el sudeste del país.