Bankia cerrará un total de 15 oficinas de su red en la provincia de Segovia tras acometer su plan de reestructuración que preveía el cierre de 1.500 sucursales en todo el territorio nacional.

En Segovia capital, se cerrarán definitivamente las oficinas del Centro Comercial Luz de Castilla, El Sotillo y la Urbana 11, ubicada en Nueva Segovia, que se suman a la ya cerrada del Hospital General. Además, también se efectuó el cierre de la sede de José Zorrilla, de Caja Madrid, por solapamiento.

En la provincia, el cierre definitivo afectará a las localidades de Torrecaballeros, Zarzuela del Pinar, y Fuenterrebollo, municipios de menos de 600 habitantes que mantendrán los cajeros durante tres meses y se estudia la incorporación de los dos ‘ofibuses’ de los que dispone la entidad.

Por solapamiento también se efectuó con anterioridad el cierre de las sucursales de Caja Madrid en La Granja de San Ildefonso y El Espinar, y a ellas habrá que sumar el cierre parcial de otras 7 oficinas en la provincia en los que se estudia, según señalaron fuentes de Bankia a la agencia Ical, la implantación de la ventanilla desplazada, que con horario limitado, operará dependiendo del número de volumen de clientes, un día o más a la semana con sus funciones habituales.

La entidad no desveló por el momento el futuro de los trabajadores puesto que en estos momentos se estudia la reestructuración tras acogerse algunos de ellos al sistema de bajas voluntarias.