La Junta de Castilla de Castilla y León ha destinado en 2011 un total de 1.297.306,13 euros para ayudas a 18 concesiones de transporte público regular de viajeros de uso general para la explotación de líneas deficitarias. La mayoría de la población en la provincia de Segovia se concentra en los núcleos urbanos más importantes y fundamentalmente en la capital, y es considerable el número de municipios de pequeño tamaño, el grado de dispersión y la escasa población de muchos de ellos. Lógicamente, la dispersión poblacional tiene efectos directos en el coste de la prestación de los servicios públicos.

Estas características configuran una red de transporte de viajeros con mucho tráfico rural de servicios que conectan en la mayoría de los casos con la capital o la comarca a través de itinerarios muy largos y expediciones con escasa ocupación, determinantes de una baja rentabilidad, en muchos casos deficitaria, que dificulta su mantenimiento, lo que obliga a la Junta de Castilla y León a realizar importantes esfuerzos financieros para garantizar la supervivencia del sistema.

En concreto las lineas son las de Madrid-Languilla, con hijuelas; Segovia-El Espinar y Segovia-Valsaín; Sepúlveda-Aranda; Ávila-Segovia; Puebla de Pedraza-Segovia; Villaverde de Íscar-Sepúlveda; Cuevas de Provanco-Cuéllar-Segovia; Santa María la Real de Nieva-Segovia; Segovia-Arévalo-Cuéllar, con hijuelas; Grado del Pico-Segovia, con hijuelas; Ávila-Segovia-Aranda de Duero, con hijuelas; Valladolid-Segovia, con hijuelas; Escarabajosa de Cabezas-Segovia; Aguilafuente-Segovia; Honrubia de la Cuesta-Boceguillas; Armuña-Segovia; Alconada de Maderuelo-Riaza; y Cuevas de Ayllón-Ayllón.

De 2007 a 2011, las ayudas a la explotación de servicios deficitarios en la provincia de Segovia han supuesto un desembolso de la Junta de Castilla y León de 5.375.385,20 euros. La progresión en el gasto ha ido en ascenso y ha pasado de los 947.000 euros destinados a este fin en 2007 a superar el millón de euros en los últimos y tres años.