La Junta de Castilla y León ha informado hoy de que ha aumentado a 32 el número de personas aisladas en sus centros de mayores, centros de personas con discapacidad y viviendas tuteadas en la provincia de Segovia.

De estas 32 personas, todas están aisladas de manera preventiva y ninguna presenta síntomas de la enfermedad. Hace solo unos días, este número era de 11 personas y hoy supera la treintena.

En total en la región son 1943 las personas aisladas sin síntomas y 13 personas aisladas con síntomas compatibles con la enfermedad en estos centros de titularidad regional.

Por su parte, la Diputación Provincial mantiene las 8 personas aisladas con COVID-19 confirmado en el CSS La Fuencisla, uno de los tres centros que gestiona.