El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, pidió hoy la nulidad del proceso de integración de Caja Segovia en Bankia para decidir la integración en otro grupo bancario que “nos de garantías de la claridad, eficacia y eficiencia” que tenía la entidad segoviana.

En respuesta a las preguntas de los periodistas, el que también fuera miembro del Consejo de Administración, insistió en que “ fuimos engañados al facilitarnos una información que no es real”. En este sentido volvió a abogar por pedir responsabilidades “de quienes manipularon la información” haciendo referencia a quienes pregonaron la buena situación de la que hacía gala la entidad, que pasó de ser “uno de los primeros bancos de España a ser el último intervenido con un agujero de 24.000 millones de euros”.

Arahuetes aseguró que hay elementos suficientes para pedir la nulidad del proceso entre los que se encuentran los balances de Caja Segovia anteriores y posteriores a la fusión, “porque si no, no se explica qué ha podido pasar de una situación a otra”.