El alcalde, Pedro Arahuetes, ha expresado a través de las redes sociales su indignación por las declaraciones realizadas por la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, en las que se posiciona a favor de la candidatura de San Sebastián en la carrera hacía la Capitalidad Europea de la Cultura en 2016.

Pedro Arahuetes ha apuntado además que “el Gobierno de España debería de mantener su independencia y además proclamarla”, a la par que valora que estos hechos “demuestran que no hay igualdad de trato en la carrera hacía la capitalidad”, en la que se incluye Segovia. El alcalde ha sido arropado por otros internautas, quienes al hilo de su comentario han pedido imparcialidad al Gobierno central y al Gobierno regional.

Este malestar en el seno del Ejecutivo segoviano se produce después de que la titular de la cartera de Ciencia e Innovación haya sido nombrada embajadora de la candidatura de la ciudad vasca, dentro del programa “Personas con energía”, un cargo que la compromete a defender la candidatura de San Sebastián como Capital Europea de la Cultura en 2016.

Este hecho, junto con las declaraciones de Garmendia, que en su discurso manifestó su deseo de que San Sebastián se pueda incorporar en los próximos meses a la Red Innpulso, que estará constituida por los municipios que hagan una apuesta decidida por la I+D+i, a la vez que auguró “no sabemos cuál será la Capital Cultural Europea, pero sí me atrevo a asegurar que la ciudad elegida proyectará una visión de la cultura europea que integre artes y ciencias, tradición y futuro, singularidad y universalidad. Y Donostia va a ser un rival difícil de batir” ha despertado el malestar del resto de ciudades aspirantes, que, como en es el caso de Segovia, abogan por la independencia de los Gobiernos, tanto centrales como regionales.