El Tribunal Superior de Justicia podría condenar al Ayuntamiento de Segovia a pagar una cantidad comprendida entre los 300.000 euros y los 8 millones de euros por la ocupación ilegal de una finca en el año 1993. Así lo conoció el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, tras una sentencia dictada que da la razón a los propietarios de una finca situada en la calle Soldado Español que el Ayuntamiento del Partido Popular ocupó ilegalmente en 1993 “sin ningún tipo de actuación administrativa, sin indemnizar a nadie, ni iniciar un expediente de expropiación”, como señaló el edil segoviano en una rueda de prensa.

Arahuetes explicó que tras una segunda instancia el juez falló a favor de los propietarios de la finca, por lo que el consistorio actual deberá hacerse cargo de una cuantía económica que incluye el valor de la finca, aún por determinar, más el 25% del valor de la misma, así como los intereses desde la fecha de la ocupación, agosto de 1993. Aunque por el momento se desconoce con certeza la cantidad exacta que el Tribunal Superior de Justicia obligará a pagar, el alcalde segoviano señaló que la parte demandante reclama la cantidad de 4.645.956 euros. Por su parte, Arahuetes manifestó no estar de acuerdo con la cifra, ya que el Ayuntamiento liquida la finca en 66.739 euros. “Una diferencia abismal”, señaló.

En todo caso, si el juez da la razón a la parte demandante el consistorio podría enfrentarse al pago de “7 u 8 millones de euros”, y si se la da al Ayuntamiento, la cantidad rondaría los “300.000 o 400.000 euros”, según estimaciones del alcalde de Segovia y sumando los intereses y el 25% del valor de la finca. En todo caso, “serán los tribunales los que decidirán cual es la cantidad que tenemos que pagar”, señaló Arahautes quien esperó que el juez no “acceda a lo que están pidiendo”.

 

Responsabilidades políticas

Por su parte, el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, exigió responsabilidades políticas al Partido Popular de Segovia. El edil exigió a los populares que pidan perdón a todos los segovianos “por la negligencia de una actuación política que nos va a costar entre 300.000 euros hasta 8 millones de euros”. En este sentido, Arahuetes, pidió al portavoz del grupo popular municipal “que asuma su error, que asuma su negligencia y que asuma su desgobierno que no lo ha hecho hasta ahora”.

El alcalde de Segovia criticó además que los populares pusieran en duda las cuentas del consistorio durante la jornada en la que conocieron la sentencia. “Están tapando sus miserias”, apostilló Arahuetes.

Para finalizar el primer edil manifestó que, sin duda “esto es lo más grave que nos ha dejado la herencia del gobierno “o desgobierno” del PP en los años que estuvo en este Ayuntamiento”.