Pedro Arahuetes, alcalde de Segovia, ha hecho pública su dimisión como consejero del Consejo de Aministración de Caja Segovia. Así lo ha señalado en la rueda de prensa de la Junta de Gobierno Local de los jueves. El edil ha señalado que presentó su renuncia por escrito aunque no ha concretado el día exacto. Además, ha manifestado que a pesar de que esté dentro de la legalidad, no quiere formar parte de la confidencialidad sobre datos a la que Caja Segovia ha obligado a sus miembros del consejo y que la próxima semana los miembros del equipo socialista del Ayuntamiento de Segovia presentarán las cuentas sobre ayudas, indemnizaciones o subvenciones sobre posibles retribuciones de Caja Segovia y con la Junta, Ministerios o Diputación. Ironizando sobre la confidencialidad, el alcalde de Segovia ha explicado sobre su renuncia que si el presidente de la entidad quiere hacer pública la fecha de su renuncia, puede hacerlo. «No quiero ir a la cárcer por contar secretos de la caja de ahorros», ha bromeado.

La últimas declaraciones de Arahuetes manifestaban su opinión en contra acerca de la confidencialidad que Caja Segovia ha otorgado a las retribuciones que han recibido los miembros de la entidad y que señalaron que «corresponden con los acuerdos adoptados por el Consejo y Comisión de Retribuciones en cada momento».

Arahuetes, que pudo conocer durante el consejo celebrado el miércoles 23 de noviembre estos datos, manifestó su queja por no tener la información con caracter previo. “No hablamos de una retribución de una persona anónima sino de una Caja de Ahorros que aunque sea una entidad mercantil privada, esta conformada por todos los segovianos”, ha señalado. En este sentido, Arahuetes pidió la modificación de la ley, que otorga la confidencialidad de estos datos, a las Cortes regionales o al Banco de España, que publique estas retribuciones. «No se como puede ser confidencial en Segovia y en León no, donde se han publicado las retribuciones del ex alcalde», ha añadido.