Los primeros años en la vida de una persona son los más importantes, sin duda lo aprendido en esa etapa será lo que marque el desarrollo en años posteriores. Por eso, desde hace más de 10 años, la Asociación Infanto-Juvenil Caminantes, organiza actividades dirigidas a la infancia que ayuden a mejorar el aprendizaje de los más pequeños.

La Asociación, creada en sus inicios por un grupo de madres adoptivas, surge como un espacio informativo e integrador donde hay cabida para todo tipo de actividades. Desde yoga hasta talleres de masajes infantiles, pasando por actividades basadas en el desarrollo de la psico-motricidad infantil, son algunas de las ofertas de este centro que esta tarde ofrece una charla titulada ´Los reflejos primitivos y la inmadurez cerebral’.

El objetivo de la charla, nos cuenta Ana María Marugán, encargada de impartirla junto con Fuencisla Sanz, es el de evitar los problemas de aprendizaje que suelen surgir a edades tempranas. Entre las causas de estos problemas, cuenta Ana María que el más común es la falta de movimiento en los primeros meses de vida de los niños. » Es importante que los niños se muevan, que gateen etc. para desarrollar y estimular las conexiones cerebrales. Las sillitas y tumbonas hacen que los niños se muevan menos y, por ello, su desarrollo cerebral sea peor».

Esta terapeuta ocupacional, especialista en psicomotricidad y en TIR (Terapia de Integración de Reflejos Primitivos) recalca la necesidad de participación por parte de toda la sociedad y es que, «aunque contemos con ayudas del Ayuntamiento, es necesario que la gente participe».

La ponencia tendrá lugar esta tarde a las 18:00 horas en el local de la Asociación Caminantes situado en la calle Enrique IV número 19.