El PSOE y el PP de la Diputación Provincial de Segovia han presentado de manera conjunta en el Pleno de la institución segoviana un manifiesto con motivo del Día Internacional de la Mujer que se celebra el jueves 8 de marzo. En el mismo, ambos grupos políticos coinciden en la especial necesidad de defender la igualdad entre mujeres y hombres en un contexto de crisis, complejo y difícil, ‘que afecta de manera global a todos los territorios y que está aumentando las desigualdades entre la sociedad’.

Dentro de este escrito, los diputados segovianos han tenido un especial recuerdo para las miles de mujeres de nuestros pueblos y ciudades que quieren trabajar pero no tienen empleo. ‘Mujeres, personas, que luchan cada día para tener o vivir de su trabajo, de su capacidad y de su formación con esfuerzo porque no quieren ni subsidios’, señalan. Asímismo, tienen unas palabras para aquellas jóvenes que, gracias al esfuerzo de su familia, tienen una formación y que quieren devolver el favor con su trabajo ‘pero se sienten frustradas ante la falta de ofertas laborales’.

Con el fin de conseguir la conquista igualitaria en la sociedad, la Diputación ha aprobado esta declaración de intenciones que busca que se siga impulsando la igualdad en nuestra sociedad y que siga permitiendo incrementar la presencia de hombres y mujeres, aportando con ello el mayor potencial para el desarrollo social, económico, político y democrático de nuestro país.

A través del texto señalan el impulso de la presencia de las mujeres en el empleo y en el mercado de trabajo; las políticas que garanticen y posibiliten el derecho a la conciliación de la vida profesional, familiar y personal; o su compromiso con iniciativas para mujeres en el ámbito rural y en el desarrollo local.

Para finalizar, los miembros de la Diputación Provincial abogan por dar cobertura y garantizar los recursos para las víctimas de violencia de género, comprometiéndose una vez más, en la lucha contra todas las formas de abuso; y por una lucha contra ‘la feminización de la pobreza y la exclusión social con el apoyo a las mujeres en situación de vulnerabilidad’, especialmente a las mujeres mayores y responsables de familias monomarentales.

‘En definitiva, porque en homenaje a aquellas mujeres que hace más de cien años llamaron locas por no resignarse a vivir en desigualdad, en la sociedad actual no puede tener cabida la palabra resignación, y sí el afán de superación’, concluye el manifiesto.