La alcaldesa de Muñoveros, Ana Orejana, ha asegurado que la intervención de la Guardia Civil llevada a cabo en el municipio el pasado sábado llevó al traste el ambiente festivo en el que se desarrollaban los festejos de la Exaltación de la Cruz y que provocó la indignación entre sus vecinos. “Al final se fastidiaron las fiestas”, ha lamentado a Segoviaudaz.es.

Tras las informaciones vertidas ayer en las que un testigo aseguraba que se llegó a producir un disparo al aire, tanto la regidora municipal como el edil de Alternativa Muñoveros, Juan de Santos, así como otros ciudadanos de la localidad, han desmentido que en ningún momento se produjera tal hecho y lamentaron la imagen que se ha podido proyectar del municipio.

No obstante, la alcaldesa de Muñoveros quien admitía la existencia de dos versiones, “una más exagerada y otra menos exagerada”, aseguró estar recabando los datos para poder contrastar lo sucedido. En los próximos minutos, el Consistorio se reunirá para abordar la situación y poder ofrecer una valoración de los hechos, tras haber conversado con el alférez de Cantalejo y el secretario general de la Subdelegación del Gobierno, como ha explicado Orejana.

Preguntada por el “acoso” al que ciertos vecinos aseguran estar sometidos desde hace tiempo por la Guardia Civil, la primera edil ha explicado que aunque no tenga constancia de que sea generalizado en toda la localidad, sí ha sido informada de que desde hace tiempo los agentes solicitan la documentación a algunos viandantes con mayor periodicidad. “Otros años no pasaba”, ha aseverado.

En este sentido se sorprendió del dispositivo de agentes desplegado el pasado sábado cuando normalmente transitan la zona únicamente dos miembros de la Guardia Civil. Ana Orejana, que ha asegurado creer las explicaciones ofrecidas desde la Subdelegación del Gobierno, ha preferido guardar cautela a la hora de adherirse al manifiesto de queja redactado por vecinos para entregar a la subdelegada, Pilar Sanz García. Una vez reunida con su equipo de Gobierno, planteados los hechos y contrastados, Orejana tomará parte y decidirá si finalmente suscribirá el texto, como ha señalado.

Por su parte, el edil de la formación política Alternativa Muñoveros, Juan de Santos, lamentó el “espectáculo terrible” que presenciaron los vecinos durante las celebraciones en la localidad. El concejal criticó la actuación de los Guardias Civiles e insistió en la existencia de empujones y cacheos a varios vecinos, entre los que se encontraba.

El escrito preparado para la ocasión y presentado en la Subdelegación del Gobierno relata cómo durante la celebración de un cena en la plaza, el grupo de Guardias Civiles, “unos uniformados y otros de paisano”, irrumpieron en torno a las 23.00 horas en uno de los dos bares del municipio “con una conducta que entendemos absolutamente desafortunada, desproporcionada e injuriosa”.

En este sentido explicaron que los agentes cachearon a los clientes, a otros ciudadanos que alertados por el hecho comenzaron a entrar, e incluso a un grupo de menores de entre 4 y 15 años, que se encontraban en el patio anexo al establecimiento, “incluso continuando su actuación zarandeando y empujando”, añaden a quienes desde fuera del local recriminaban la actuación.

El manifiesto critica los hechos porque “claramente vulneran la libertad y la seguridad de los ciudadanos a los cuales se supone que la Guardia Civil debe proteger” y reitera la denuncia sobre una “reiterada vigilancia, rayana en el acoso, que viene alterando la normal tranquilidad y convivencia en el pueblo”.