El Ayuntamiento de Segovia, en colaboración con Cruz Roja, con el Fondo Español de Garantía Agraria y con el Fondo Social Europeo, pone en marcha la campaña de Distribución de Alimentos 2010 dirigida a personas empadronadas en la capital y con menos recursos económicos.

En esta ocasión, el Ayuntamiento contará con más cantidad de alimentos que en el Plan 2009 para repartir entre las personas necesitadas, en concreto, en esta primera fase, se distribuirán 24.000 kilos de productos no perecederos, es decir, arroz blanco, pasta, harina, cereales infantiles, azúcar, galletas, leche UHT y leche en polvo, queso parafinado y cacao soluble.

 

Serán cerca de 1.500 las personas que se beneficiarán de esta ayuda

Teniendo en cuenta el número de solicitudes presentadas en la campaña anterior que superó las 1.300, la Concejalía de Servicios Sociales calcula que serán más de 1.400 las personas que se beneficiarán de esta ayuda que se traduce en lotes individuales de 18 kg de alimentos, cada lote valorado en 25 euros.

Las solicitudes se podrán presentar entre el 19 y el 28 de mayo en horario de 10:00 horas a 14:00 horas en el Centro Municipal de San José (calle Tomasa de la Iglesia s/n), el mismo lugar en el que quedarán almacenados los alimentos y en el que se procederá a su posterior distribución.

Los modelos de solicitud se podrán recoger en el Registro General del Ayuntamiento y en cualquiera de los tres Centros de Acción Social situados en La Albuera, San José y Marqués del Arco, pero sólo se podrán presentar en el Centro Municipal de San José.

La nueva campaña de distribución de alimentos da continuidad a las realizadas en años anteriores, muy bien acogidas por la población segoviana, ya que con ellas se ayuda a los colectivos más vulnerables y desfavorecidos de la población: marginados, minorías étnicas y población inmigrante.

Segovia contará con un 30% más de alimentos respecto a 2009 para repartir en las distintas fases en las que se divide el Plan a lo largo de 2010. Así este año, distribuirá, en total, 69 toneladas de alimentos por un valor de 97.500 euros.

La Unión Europea ponía en marcha el Plan de Distribución Gratuita de Alimentos en 1987. Cuando la agricultura de la UE producía más de lo que la población podía consumir, la donación de los excedentes a los necesitados era una solución obvia. Los excedentes se vienen dando a instituciones caritativas y sociales que los distribuyen en cada país de la UE, en el caso de Segovia a Cruz Roja que a su vez ha contado con la ayuda del Ayuntamiento para poder hacer efectivo el reparto. Desde mediados de los años 90, la reducción de los excedentes agrícolas se suple con alimentos adquiridos en el mercado.