La consejera de Cultura y Turismo, Alicia García, apostó hoy, 31 de agosto, en su comparecencia en las Cortes Regionales por los pilares de la eficacia, la austeridad y la optimización de sinergias dentro de su departamento como base para lograr el objetivo de crear más de 15.000 puestos de trabajo durante la actual legislatura. Para conseguirlo, apostó por siete ejes de actuación, que se sustentan en una amplia red de planes de actuación sectoriales con los cuales se pretende potenciar la colaboración público-privada y fomentar el uso de las nuevas tecnologías.

Tres serán los planes estratégicos centrales de un programa integral que calificó como “ambicioso”, dedicados de forma específica a la Cultura, las Artes y el Patrimonio en el primer caso, el Deporte en el segundo, y el Turismo en tercer lugar. Con la prioridad de crear nuevos empleos, se pondrá en marcha un Plan de Industrias Culturales que contempla la concesión de becas de creatividad artística, impulso de la cultura emprendedora, apoyos a las estructuras empresariales, agilización de los trámites administrativos y apoyo de las nuevas tecnologías.

Así, dentro de los proyectos novedosos citó la creación de un cluster del patrimonio cultural, la puesta en marcha de programas de investigación como el laboratorio PADE (Patrimonio y Desarrollo) y una “intensa labor de comercialización” de los productos turísticos de la región, con el objetivo de adaptar la “enorme oferta” de la Comunidad a los “diferentes tipos de demanda del mercado”. Así, García anunció el desarrollo de un Plan de Márketing Turístico que permita a los empresarios del sector llegar a más de un millón de potenciales clientes.

La consejera hizo especial hincapié en la necesidad de que los profesionales del sector cuenten con la cualificación adecuada para su inserción laboral, por lo cual desde su departamento apostará por el desarrollo de planes formativos como el Plan Bianual de Formación Turística o la Mesa de la Formación en materia de Turismo, una comisión que tendrá que coordinar la relación entre los agentes socioeconómicos y las administraciones públicas.

El segundo eje de actuación será la concertación institucional y la colaboración público-privada para la consecución de fines comunes. Por ello se creará el Consejo para las Políticas Culturales, que en estrecha colaboración con la Presidencia de la Junta deberá definir el primer Plan Estratégico para la Cultura, las Artes y el Patrimonio de Castilla y León.

En ese sentido, abogó por priorizar la colaboración con pequeños municipios para dar mayor relevancia a los conjuntos históricos, con programas como Uno por Uno o el Día del Donante Cultural, todo ello con el objetivo final de alcanzar “un gran pacto institucional, social y empresarial de desarrollo turístico”, que afectaría también a acuerdos puntuales con regiones limítrofes para el necesario impulso de la macrorregión, y la cooperación interinstitucional con entidades como la Agencia Estatal Antidopaje o el Centro Regional de Medicina Deportiva.

 

Planificación estratégica y cohesión

Dentro de la planificación estratégica, García anunció la elaboración de un Plan de Intervención en el Patrimonio Cultural de Castilla y León que relevará al actual Plan PAHIS y se ejecutará hasta 2020. Asimismo, se pondrá en marcha un Plan de Lectura 2012-2016, se aprobará una nueva Ley de Centros Museísticos, un Plan de turismo Gastronómico o el Plan Regional de Instalaciones Deportivas.

Otro de los ejes de su actuación será el “desarrollo y cohesión territorial a través de la cultura, el turismo y el deporte”, con el objetivo de “dinamizar el mundo rural” ofreciéndole una “oferta cultural cercana” con más de 10.000 representaciones. Así, se configurará medio centenar de sistemas territoriales de patrimonio, con el reto de “especializar la oferta de productos turísticos”, accediendo además a un viejo anhelo del sector al clasificar los alojamientos de turismo rural en cinco categorías.

Dentro de las conmemoraciones culturales, la Consejería prestará especial atención a citas como el XX aniversario de la declaración de la Ruta Jacobea como Patrimonio Mundial en 2013, el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús en 2015 en Ávila, y el centenario de la creación de la Universidad de Salamanca en 2018. Por otra parte, en lo relacionado con el ámbito deportivo explicó que impulsarán el programa ‘Deporte Siglo XXI’, otro dirigido a la organización de los Campeonatos Regionales de Edad, o los programas de tecnificación deportiva y de formación de técnicos deportivos.

El quinto eje de actuaciones será la internacionalización y promoción exterior, con un respaldo especial a instalaciones y propuestas que ya están puestas en marcha, como el Centro Cultural Miguel Delibes, el Museo de la Evolución Humana, el Festival Internacional de las Artes de Castilla y León (Fácil), el Musac, la feria AR&PA o el proyecto EvoCH. Todo ello, dando protagonismo a “las cuatro principales referencias internacionales de la autonomía”: el Camino de Santiago, Ruta del Duero, el aprendizaje del español como recurso turístico, y los bienes y ciudades patrimonio de la Humanidad.

“Vamos a consolidar los programas de cooperación transfronteriza con Portugal, tanto culturales como en materia de patrimonio”, anunció además de explicar que prevén la creación de veinte puntos de información turística a través de las comunidades castellanas y leonesas en el exterior, y fomentar la cooperación institucional con el Instituto Cervantes y Turespaña.

El servicio público de la cultura, el turismo y el deporte fueron otra de las apuestas de García, que subrayó la necesidad de apostar por las estructuras que ya están en funcionamiento, promocionando los centros museísticos de la Comunidad, digitalizando sus fondos, y desarrollando programas de captación de nuevos públicos hasta incrementar en un 10 por ciento el volumen de sus usuarios. En otro sentido, destacó la puesta en marcha del programa ‘TIC Cultura’ para promover la implantación delas nuevas tecnologías para aprovechar las potencialidades económicas del sector. Así, se pondrá ne funcionamiento un único portal turístico integrado, así como la reducción en un 30 por ciento de la gestión de trámites administrativos relacionados con la cultura, el turismo y el deporte, un área esta última donde se fomentará la integración de los colectivos sociales con mayores dificultades.

Y el último punto donde incidió en su comparecencia fue la necesidad de considerar la enseñanza del español como un “activo esencial y una herramienta de futuro” que pretenden aprovechar a través de la puesta en marcha del II Plan del Español para Extranjeros, dentro del cual se pretende crear una Red Mundial de Hispanistas y alcanzar los 3.000 profesores desarrollando su actividad en la región.