La Fundación Caja Rural de Segovia ha instalado en la Avenida Fernández Ladreda y la Plaza del Azoguejo hasta el próximo 13 de mayo, dos carritos de algodón dulce y palomitas de maíz para ayudar a la ONG Healing Wings a luchar contra la ceguera infantil.

El precio del cucurucho de palomitas y del algodón dulce es simbólico, treinta céntimos destinados íntegramente a esta causa.  Treinta céntimos es el importe necesario para pagar el tratamiento de vitamina A contra la ceguera infantil de un niño durante un año.

A pesar de la lluvia, son muchos los que han querido sumarse a esta causa, aportando su granito de arena durante este fin de semana. Por este motivo, esta tarde a partir de las ocho, el presidente de Caja Rural de Segovia, Félix Moracho y el Presidente de la Fundación, D. Pedro San Frutos, serán los encargados de servir palomitas y algodones.