La Agencia de Protección Civil y Consumo de la Consejería de Interior y Justicia alerta de la aparición de fenómenos meteorológicos adversos, en concreto, nieve entre las 00.00 horas este miércoles, 16 de diciembre, y las 00.00 horas del jueves, 17 de diciembre, en todas las provincias de Castilla y León, con especial incidencia en las zonas del Macizo Central y Sistema Ibérico de las provincias de Salamanca, Ávila, Segovia y Soria.

Se prevé que la cota de nieve descienda hasta entre 200 y 400 metros en la mitad norte de Castilla y León y entre 500 y 700 metros en la mitad sur. La previsión es de acumulación de hasta cuatro centímetros de nieve a cualquier cota en las nueve provincias de Castilla y León. La alerta se basa en la información meteorológica de la Agencia y la remitida por la Agencia Española de Meteorología (AEMET) del Ministerio de Medio Ambiente.

En consecuencia, la Agencia de Protección Civil recomienda evitar los desplazamientos por carretera salvo en aquellas situaciones de absoluta necesidad. En caso de hacerlo, deben informarse con anterioridad del estado de las carreteras y de la previsión meteorológica en los portales web del Servicio de Emergencias Castilla y León 112 y de Meteorología de la Junta de Castilla y León.

Además, es fundamental llenar el depósito de combustible, llevar ropa de abrigo y cadenas y un teléfono móvil con la batería cargada y, en caso de emergencia, contactar con el teléfono 112. Asimismo, la Agencia desaconseja para las próximas horas la práctica de cualquier actividad al aire libre que implique la circulación o travesía por zonas de montaña.

Por último, recuerda la importancia de revisar las instalaciones de calefacción por gas y las calderas de las viviendas, así como aquellos elementos de calefacción tradicional que funcionan mediante combustión, para evitar la acumulación de monóxido de carbono y prevenir casos de intoxicación, informa Ical

En ese sentido, la Agencia avisa que es de vital importancia mantener despejadas las rejillas de ventilación de esas instalaciones. Ante la aparición de síntomas de una posible intoxicación por monóxido, como cefalea, mareos, náuseas y vómitos o desorientación, es imprescindible contactar de inmediato con el Servicio de Emergencias 112.