Más de 200 familias, y 90 niños se beneficiarán en la provincia segoviana de la campaña “Ahora más que nunca” promovida por Cruz Roja Española. La organización, consciente de la dramática y desesperante situación por la que atraviesan numerosas familias en todo el territorio nacional a causa de la crisis, ha puesto en marcha un conjunto de acciones que pretenden abarcar diferentes carencias tales como la falta de alimento, el apoyo escolar y la orientación laboral.

“Estas ayudas cubrirán las necesidades básicas de todos los miembros de la familia, desde los hijos, hasta los padres”, asegura Isabel Gómez, coordinadora provincial de Cruz Roja. Así, hasta llegar a las cerca de 300.000 personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad en España según aseguran datos de la organización.

La iniciativa también ha llegado a Segovia a través de importantes iniciativas que ayudarán a las familias segovianas en situaciones tan complicadas como las que muestra el spot promocional de la campaña. En él, un padre se ve obligado a repartir entre sus hijos una escasa tortilla francesa cocinada con un solo huevo, como fácil forma de mostrar la precariedad por la atraviesan muchas unidades familiares.

Para intentar con todas sus fuerzas aminorar este devastador efecto de la crisis, en el próximo año y medio se entregarán en la provincia segoviana, 200 lotes de alimentos a familias afectadas y se ayudará a los más pequeños, facilitándoles el acceso a la escolaridad en su etapa obligatoria. Un total de 90 niños, recibirán apoyo escolar durante el curso académico, así como ayudas para la alimentación complementaria. Por otro lado, esta campaña, incluye ayudas en materia de habitabilidad e higiene saludables, para lo que se distribuirán importantes cantidades de lotes que incluyen materiales farmacéuticos, pañales para bebés, y otros artículos de higiene personal y para el hogar.

La situación de desempleo en Segovia, es una de las principales preocupaciones de los ciudadanos, por lo que la campaña, también destinará acciones específicas para ayudar a las familias en paro. para ello, Cruz Roja, ayudará a 200 personas personas a través de la realización de numerosas sesiones grupales de tres horas de duración para dar una orientación laboral básica. Además, se capacitará a personas paradas con baja cualificación, o que necesitan adquirir las capacidades necesarias para afrontarse a nuevos puestos de trabajo.

 

Solidaridad, como respuesta

Las consecuencias de la crisis, han incrementado la fragilidad y desigualdad social de las personas. El ascenso imparable del desempleo, está provocando que importantes núcleos de población que antes se encontraban en una situación normal, se vean empobrecidos, y muy cerca de llegar situaciones de exclusión social, mientras las ayudas escasean a causa de la situación.

Los datos que se obtienen del análisis y observación de la situación de nuestro país, revelan un empeoramiento de la calidad de vida de muchas personas: un 21,8% de la población española, se encuentra en el umbral de la pobreza -tienen una renta inferior a 627,78 euros al mes-, mientras que en el caso de las personas atendidas por Cruz Roja se eleva al 82,2%. 1.728.400 hogares tiene a todos sus miembros en paro, lo que representa un 24,7% más de los que estaban en esa situación en el primer trimestre de 2011 (EPA Abril 2012). En el caso de la población atendida por Cruz Roja, el 55,1% de los hogares se encuentran con todos sus miembros en paro.

Cruz Roja Española, consciente de esta situación, ha implicado todos sus esfuerzos para mejorar la situación existente a través de la esta y otras iniciativas, porque precisamente ahora más que nunca es necesario contar con la ayuda de instituciones como esta, plenamente concienciadas de la situación actual de nuestro país, y que toman medidas para luchar contra las desigualdades sociales.

Ante este contexto, Cruz Roja, desde el año 2008, además de reforzar sus programas habituales, ha desarrollado un esfuerzo cada vez mayor para ofrecer una serie de respuestas básicas de emergencia, como el apoyo sociosanitario en asentamientos y núcleos deprimidos –a través de unidades móviles- los puntos de información laboral gestionados por personas voluntarias, las ayudas económicas de carácter ocasional, o el reparto de alimentos, ropas y enseres.