La Subdelegación del Gobierno advierte de los peligros que conlleva el baño en el Pontón Alto, una zona de la provincia que registrará un sensible aumento de visitas de ciudadanos con la inminente llegada del verano.

Recuerda, asimismo, que “el Pontón Alto no es una zona apta para el baño” y pide prudencia a los ciudadanos, para evitar trágicos sucesos como los que se han repetido en años anteriores, con el fallecimiento por ahogamiento de personas en sus aguas.

La subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, ha mantenido contactos en las últimas semanas con la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), que ha instalado carteles en las inmediaciones del Pontón Alto, recordando los riesgos que conlleva bañarse en sus aguas (con el texto “¡Atención!. Se aconseja no bañarse en el embalse. Aguas muy peligrosas”).

La Ley de Aguas no prohíbe el baño en los embalses y ríos, aunque hay que insistir que, en el caso del Pontón Alto, no cuenta con las condiciones necesarias para ser una zona de baño. Sí está prohibido bañarse 200 metros antes de la baliza.

La subdelegada hizo hincapié en que “las aguas del Pontón tienen corrientes y entre sus orillas hay grandes distancias; su fondo tiene rocas y piedras que no se pueden ver desde la superficie; si una persona sufre una incidencia en el embalse, hay dificultades para llegar hasta donde esté para auxiliarle”.