Hemos preferido dejar pasar unos días para intentar expresar a través de estas líneas nuestro profundo sentimiento de gratitud hacia todos aquellos que hicieron posible que se le tributara un homenaje a nuestro padre, el dulzainero Francisco García Blanco.

Aún estamos emocionados de ver cómo todo el pueblo de Caballar y vecinos de localidades cercanas quisieron acompañarnos en un día tan especial para nosotros. Sabíamos que nuestro padre había dejado huella en la provincia, pero no creíamos que esa huella fuera tan profunda, como quedó claro con el hecho de que grupos llegados de todos los rincones de Segovia quisieran participar en el homenaje. Otros muchos hubieran querido también intervenir, pero compromisos adquiridos con anterioridad se lo impidieron.

De forma especial queremos agradecer su esfuerzo y trabajo a la corporación municipal de Caballar, encabezados por su alcaldesa, Susana Gómez, y a la Asociación Cultural Caballar Se Mueve, que preside Jeanette López, en la organización del homenaje, y a la Diputación Provincial, quien colaboró para que fuera posible, a través del Instituto de la Cultura Tradicional Manuel González Herrero. Asimismo colaboraron los ayuntamientos de Turégano y Veganzones.

De forma especial queremos agradecer su presencia en el acto y sus intervenciones en el mismo al presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, y al folclorista Joaquín González Herrero; y a Paco del Caño por haber conducido el acto.

No os quepa la menor duda que nuestro padre Paco, desde allá arriba, se habrá emocionado de cómo tantos amigos y paisanos quisieron sumarse a su recuerdo.

Muchas gracias a todos